domingo, 23 de agosto de 2015

El milagro de las baterías de Tesla

Me despierto hoy con un artículo en linkedin titulado "¿Y si pongo una baterías Tesla en casa?", y me lanzo a leerlo con gran interés a raíz de los comentarios sobre la prohibición realizada por el gobierno central sobre este producto.

Empieza el susodicho artículo alabando a la empresa californiana Tesla (fabricante de vehículos eléctricos de lujo) por su invento Tesla Powerwall. En resumidas cuentas, este invento consiste en unas baterías de Litio con 10 años de garantía por el módico precio de 3.000$ para el paquete de 7 kWh y de 3.500$ para el paquete de 10 kWh.
El problema viene cuando lees que en este precio no está incluido el coste de instalación (alguna modificación hay que hacer en la instalación eléctrica de casa para derivar la acometida hacia dicho sistema e incluir un by-pass por si nos falla el sistema de almacenamiento).
Otro punto negativo para el cálculo del coste total del sistema y su comparativa es que, el necesario inversor para pasar de continua (tipo de corriente en el que se almacena la energía) a corriente alterna (con el que funcionan todos los electrodomésticos de casa) tampoco está incluido en el precio. Y por mi experiencia en el tema puedo decir que tampoco será barato un inversor (de 1.500 € hacia arriba para una potencia de 3.000 W).

Para terminar el análisis preliminar de costes, tampoco está incluido el precio de los paneles fotovoltaicos que nos permitirían eliminar la dependencia de la red eléctrica, pero bueno, este punto podría ser secundario si nuestra idea es cargar baterías de noche para utilizar la energía de día (previa contratación de una tarifa con discriminación horaria, que nos favorezca el consumo nocturno frente al diurno).
Pero en este caso seguiremos pagando la energía consumida por nuestros electrodomésticos más las pérdidas correspondientes en todo el proceso de conversión CA-CC, CC-CA y almacenamiento en las baterías.

En el mismo artículo, el redactor recurre a unos datos facilitados por el IDAE (Instituto de Diversificación y Ahorro Energético) para analizar los hábitos de consumos eléctricos del hogar medio español. Según esa información, un hogar español consume unos 9.922 kWh anuales (27 kWh diarios), lo que pasado a euros (con una tarifa media) suponen 990 € anuales según el mismo artículo.

Teniendo en cuenta esto, haría falta 3 módulos de 10 kWh para asegurar que no nos quedamos a oscuras, lo que supone un coste superior a 10.500 $ (según el tipo de cambio esto serán unos 9.000 €), a lo que habrá que sumarle el inversor y la energía necesaria para cargar las baterías cada noche (que obviamente se le comprará a nuestra distribuidora / comercializadora de la zona). 
En total, el importe pagado durante los 10 años de garantía de las baterías (recuerden que les pasa a las baterías de sus teléfonos móviles o de sus ordenadores portátiles cuando pasan del segundo año de vida, imaginen estas baterías tras 10 años de operación) más las modificaciones y coste de la energía (suponiendo que la tarifa nocturna suponga un 50% del coste de la tarifa normal, es decir 495 € anuales y sin subidas, lo que sería el mundo de los sueños).
Precio: 9.000 € + 2.000 € (modificaciones e inversor) + 4.950 € (energía eléctrica en tarifa nocturna) = 15.950 € / 10 años = 1.595 € anuales, lo que comparado con los 990 € anuales de electricidad pagada a la eléctrica de zona creo que no arroja cifras interesantes.

La otra opción, la de ahorrarse los casi 5.000 € de coste de la electricidad mediante la instalación de paneles FV, implicaría la instalación de más de 23 paneles de 180 W (módulo al que hace referencia el artículo, cuyo precio asciende a 200 € la unidad y sin el precio de la instalación auxiliar y montaje). Para el cálculo del número de módulos hemos tenido en cuenta que en invierno, en en sur de España tenemos unas 7 horas de producción real (sin contar con días nublados, cosa que también hay que considerar en una instalación FV aislada), lo que arrojó los 23 módulos anteriormente indicados (siendo muy optimistas en el cálculo, os lo puedo asegurar, ya que no aplicamos factores de corrección por sombras, por desviación en la orientación, por temperatura,...). 
Si le ponemos un 10% de costes adicionales, nos iríamos a 5.000 € (en este caso, la vida útil se puede elevar a 25 años), con un coste de 200€ anuales.
La trampa en este caso está en que 23 módulos FV suponen una superficie con buena orientación y sin sombras de más de 30 m2, cosa no disponible en todas las viviendas.
En este caso las cuentas serían:
Precio: 9.000 € + 2.000 € (modificaciones e inversor) + 2.000 € (amortización instalación FV durante 10 años) = 13.000 € / 10 años = 1.300 € anuales, lo que comparado con los 990 € anuales de electricidad sigue siendo superior.

Los que me seguís en el blog y los que me conocéis en persona, sabéis que soy un fiel defensor de las energías renovables y de la eficiencia energética, pero no creo que mediante la creación de un mito y de falsas esperanzas se le esté haciendo un favor a estas.
Independientemente de que el gobierno penalice o no estas soluciones (yo no he logrado dar aún con el punto donde habla de penalizar este sistema), comparado con el precio actual no son más interesantes o ecológicas que la conexión a la red.
Tal vez lo que sí ayudaría a rebajar el precio de la energía y mejoraría sustancialmente la eficiencia de nuestro sistema eléctrico sería fomentar la instalación de almacenamiento doméstico incrementando la demanda en horas valle (00:00 a 7:00) y rebajando esta en horas pico (11:00 a 15:00), permitiendo un aplanamiento de la curva de demanda, lo que permitiría reducir la potencia de generación en posición de espera.
No olvidemos que hoy en día, España, tiene un parque de generación que supera los 120 GW cuando la mayor demanda había en nuestro país no ha superado los 45 GW. ¿acaso creéis que esos 75 GW de generación que están parados por falta de demanda sencillamente no cobran dinero?, como los gobiernos anteriores le dieron capacidad de generación ahora nos toca pagarles un lucro cesante, y es ahí donde nuestro sistema se encarece de manera brutal.
Pensad que 3 de cada 4 centrales eléctricas están paradas en espera de un pico de demanda que nunca llega.
Sin duda alguna, el almacenamiento eléctrico doméstico ayudaría a mejorar la gestión de la red y con ello a un aprovechamiento de las energías renovables, gracias a la posibilidad técnica de dar orden de carga a esos sistemas de almacenamiento cuando el viento sople con fuerza, o cuando la lluvia obligue a soltar agua en nuestros embalses. Esas dos energías renovables si que harían bajar con fuerza el precio medio del kWh y nos colocarían en una posición de ventaja frente a otros países.

Y volviendo a Tesla, no han descubierto nada nuevo, solo le han puesto una carcasa moderna a un paquete de baterías de litio y unas letras en su frontal. No se dejen engañar...

martes, 11 de agosto de 2015

Paralización del Metrotren de Córdoba

Tras otro largo periodo de ausencia regreso a mi blog para hablar de los proyectos en nuestra ciudad, proyectos que están en diferentes fases de evolución (negociación, diseño, construcción,...). En esta ocasión aprovecharé mi ubicación en Europa y las visitas a diferentes ciudades para proponer ideas y debatirlas con todos vosotros.
Tras 2 años en Estados Unidos, he regresado al Viejo Continente, aunque no a España como me habría gustado, lo que me está permitiendo continuar con mis experiencias viajeras e internacionales.

En este último año (mi teoría del incremento de productividad en el sector político en año de elecciones no falla) se han disparado el número de proyectos que arrancan o finalizan como por ejemplo la Ciudad de la Justicia en Noreña, la Biblioteca en los Jardines de la Agricultura o la reforma de las estaciones de Villarrubia, El Higuerón y Alcolea para el metrotren. También se han concluido otras obras como la conexión de la Ronda Poniente y la A4.
 Sin duda alguna y personalmente para mi, el metrotren era el proyecto que más expectativas creaba. Aunque realmente este proyecto era una red de cercanías descafeinada (5 estaciones y solo prestaría servicio a la capital), la puesta en valor de las estaciones y la asignación de recursos materiales (trenes, vagones y personal) supondrían un acercamiento brutal a la tan ansiada red de cercanías que desde hace años llevamos reclamando. El cercanías de Zaragoza también funciona así, prestando servicio solo a la capital mediante 6 estaciones, pero el día que se quiera ampliar a los pueblos de alrededor será mucho más fácil pues hay un antecedente de un servicio cuya demanda justifique la ampliación.
Desgraciadamente, una de las primeras decisiones que ha tomado el cogobierno ha sido paralizar un proyecto de transporte público seguro y de calidad, mucho más ecológico que los autobuses actualmente utilizados para unir Alcolea, Villarrubia y El Higuerón. Una infraestructura que existe y que tenemos la obligación moral de rentabilizar mediante su uso. Un medio que realmente invita al usuario del vehículo privado a dejarlo en casa y utilizar el transporte colectivo. Se basan en que así reclamarán la red de cercanías y podrán salvar Aucorsa... lo dudo (PSOE e IU han cogobernado en Córdoba en 2 ocasiones y en 8 años no lograron el objetivo de implantar una red de cercanías en la provincia, además de que sufrían año tras año la pérdida de viajeros en Aucorsa).

Resulta llamativo que el mismo partido político que apostó por un tranvía para Córdoba por un importe superior a 400 millones de €, ahora vea un serio problema en destinar 1 millón de € anual a cubrir el déficit de la línea de metrotren (con esa inversión prevista por la Junta, podríamos mantener la línea de cercanías durante 400 años, tiempo suficiente para encontrar una solución al desplazamiento de los vecinos de las 3 barriadas periféricas).

En Zaragoza, Renfe mantiene la red de cercanías con unos 240.000 pasajeros al año (según datos publicados en la web de Renfe), ¿tanto déficit habría en una línea que empezaría el primer año de vida con casi un millón de pasajeros (tráfico actual del trayecto Córdoba - Rabanales)?. Otra vez más la clase política local no está a la altura de una ciudad como Córdoba, con una población, con un peso histórico y unos recursos autóctonos que deberían posicionarla como ciudad de referencia a nivel europeo.
Esperemos que más pronto que tarde abran los ojos y den marcha atrás a una decisión puramente política que parece querer borrar los pasos dados durante el anterior gobierno local.

lunes, 11 de agosto de 2014

Aprender de los errores

Leyendo el periódico esta mañana pude contemplar una noticia basada en las estadísticas de los visitantes que ha tenido nuestra ciudad durante los 6 primeros meses del año.
Un comentario podrá ser leído como positivo o negativo en base a la apreciación personal de quien lo hace, pero una cifra solo refleja un dato, y es quien lo esta leyendo el que podrá intentar ver más allá de dicho valor numérico.

En las cifras que publica el Diario Córdoba sobre el primer semestre, han visitado nuestra ciudad 448.623 turistas que suman 696.588 pernoctaciones. Si comparamos estas cifras con las del mismo periodo del año pasado, el incremento sería de 6,7% y 6,34% respectivamente.

Ese incremento permite reforzar el peso que tiene el sector turístico como uno de los principales motores económicos de la ciudad.

Pero mientras en otras ciudades se lucha y apoya incondicionalmente a las herramientas que hacen posible reforzar y mejorar sus sectores productivos (ampliaciones de los puertos en ciudades como Sevilla o Algeciras, ampliación de los aeropuertos de Madrid, Barcelona o Málaga,…), nuestra ciudad sigue con el debate perpetuo de si necesitamos o no el aeropuerto.

Tenemos un grandísimo potencial en materia turística a todos los niveles (cultural, congresos, sanitario, deportivo gracias al ascenso del Córdoba CF, natural, gastronómico,…) pero una parte de la población de la ciudad sigue pensando que tener el AVE ya es suficiente para jugar esa primera división de las ciudades turísticas.

Con los datos que publica el observatorio turístico de Córdoba, en el primer trimestre del año 2014, Córdoba ocupó el puesto 7 en asistencia de viajeros, por delante de ciudades como Zaragoza, Bilbao, Santiago de Compostela, Murcia o San Sebastián.
Todas las ciudades nombradas tienen aeropuertos y todas están a un click de ordenador de conectarse con cualquier ciudad del planeta gracias a sus enlaces con varios Hub aéreos (Madrid-Adolfo Suarez y Barcelona-El Prat y otros en Europa).

¿se imaginan lo que supone que cualquier persona del mundo pueda entrar en un buscados de vuelos y pueda comprar un pasaje de avión hasta la misma ciudad? Eso en si mismo ya supone una grandísima promoción de nuestra ciudad y provincia.

Entre las excusas que se esgrimen para decir no a nuestro aeropuerto están algunas como que España tiene muchos aeropuertos, o que no hay demanda en Córdoba.
A la primera sobre la cantidad de aeropuertos, simplemente le recomendaría una visita a las estadísticas de aeropuertos de otros países y verán que España cuenta con cifras de las más bajas de los países de la UE y del mundo civilizado.
Contabilizando aeropuertos y aeródromos tanto públicos como privados, España cuenta con 154 unidades, lo que arroja una media de 3,29 aeropuertos por cada millón de habitantes.
Francia tiene 7,56 aerop/millón, Portugal 6,04, Grecia 7,53, Irlanda 8,35, Dinamarca 16,64, Méjico 15,99, Canada 41,70 o EEUU 48,14.
¿Realmente tenemos muchos aeropuertos? no lo veo así. Lo que sin duda necesitamos es mejorar la gestión de los mismos y hacer que unos complementen a los otros, así como lograr que sus fuentes de ingresos sean las máximas posibles (criterio que hasta ahora no se ha seguido por parte de nuestros gobernantes).

En cuanto a la falta de demanda por parte de la población cordobesa, propongo la siguiente comparativa:
El museo Guggenheim de Bilbao es uno de los museos más visitados de España, las estadísticas arrojan casi un millón de visitantes anuales (nuestra Mezquita Catedral ha batido récord en 2013 con 1,4 millones de visitas). De ese millón de visitas al museo bilbaíno, el 62% era de visitantes extranjeros los cuales dejaron 275 millones de €.
Si se descuentan el número de visitantes españoles no residentes en Bilbao, ¿creen que justifica el mantenimiento del museo?.
Obviamente ese museo no se abrió pensando en el público local.

Nuestro aeropuerto no esta pensado exclusivamente en los 800.000 cordobeses que tiene nuestra provincia, debe pensarse y diseñarse con las miradas puestas en el millón y medio de visitantes que vienen a Córdoba más todos aquellos que podamos captar gracias al aeropuerto.

No perdamos de vista que España es el tercer destino turístico del mundo y que, con el AVE, solo podemos aspirar al turismo nacional (y ni eso ya que las islas y las regiones cantábricas nos quedan muy alejados).

La deuda de AENA viene principalmente ocasionada por las ampliaciones de Barajas (6.000 millones €) y El Prat (1.300 millones €), las cuales representan más de la mitad de los 12.500 millones € que es el total. Córdoba ha recibido 85 millones € en la ampliación pero seguimos sin vuelos regulares por decisiones políticas no adoptadas (soterramiento de una línea eléctrica propiedad de ENDESA y sobre la que la Junta puede presionar para lograr su soterramiento, implantación del sistema de ayuda al aterrizaje cortesía de AENA).

Resumiendo, Córdoba juega en primera división no solo a nivel deportivo, pero nuestros políticos y algunos ciudadanos siguen en la 2ªB y eso está lastrando la recuperación de toda la ciudad y provincia.
No se dejen engañar por tertulianos de taberna.

lunes, 3 de febrero de 2014

España, ¿exportadora o importadora de energía?

Si entrais en cualquier taberna de nuestra ciudad (hago extensivo el caso a bares de todo el territorio nacional) y el día de antes apareció alguna noticia relativa a la subida del precio que pagamos por el suministro eléctrico, seguro que escucháis la siguiente afirmación: "nosotros cerrando centrales nucleares para comprársela a Francia".

La frase, tal y como se suele escuchar, es errónea; otra cosa es que sea cierto que se le compra energía eléctrica a Francia, pero igual que ellos nos compran también a nosotros.

Para intentar aclarar un poco este tema, os escribo esta entrada del blog. Espero que os sea de utilidad.

España es netamente exportadora de energía. Esto es que vendemos más energía eléctrica de la que compramos, pero también somos exportadores netos de vehículos aunque se compren vehículos no fabricados en nuestro país.

Como todos sabéis, España es "casi" una isla (que sería de nosotros sin los Pirineos), y no solo a nivel geográfico, sino también a nivel eléctrico. A día de hoy, nuestro sistema eléctrico está interconectado con la red de Francia, Portugal, Andorra y Marruecos. Es por ello que solo con estos 4 países podemos vender o comprar energía.

Si vemos la tabla que Red Eléctrica (REE) publica en la pagina 18 del avance de informe anual, los balances con respecto a cada país es de exportación salvo con el caso de Francia, el cual ha variado a lo largo de los últimos años. Así por ejemplo, nuestro balance con Francia en el año 2010 fue de 1.531 GWh vendidos, mientras que en 2011, 2012 y 2013 el balance ha sido de una media de 1.500 GWh comprados.



Pero aunque el balance con respecto a un país sea exportador o importador, la realidad es que existen varios enlaces con Francia y Portugal (Andorra solo dispone de un enlace con nuestro sistema en Adrall y Marruecos en Punta de la Cruz) por lo que en un momento determinado, estamos comprando y vendiendo energía al mismo tiempo, por lo que cada enlace tiene información de la cantidad de energía que ha circulado por ella y la dirección de la misma. (Ver plano a continuación)



Si os fijáis en el plano anterior, de los 6 enlaces que tenemos con Francia, por la mitad circula más energía hacia Francia y en los otros 3 circula más energía hacia España. Esto es debido a que nuestra red de transporte no esta perfectamente equilibrada y hay momentos de demanda en una zona que no pueden ser cubiertos con la generación de otras zonas del país y por ello se recurre a nuestros vecinos. La interconexión con otros sistemas ayuda a mantener la estabilidad del nuestro, ya que ante una caída de generación interna (imaginad que tuviéramos un problema en una línea de transporte al sur de Barcelona y que no se pudiera hacer llegar toda la energía demanda por dicha provincia, la conexión con Francia por el norte ayudaría a mitigar los efectos, evitando un apagón).

Precisamente, al norte de la provincia de Gerona, se está construyendo un nuevo enlace con Francia para duplicar la capacidad de conexión entre ambos sistemas. No olvidemos que la conexión con nuestros vecinos galos supone estar conectados con el sistema eléctrico europeo, y al igual que las autopistas nos permiten dar salida a nuestros productos, las líneas eléctricas nos permiten vender la electricidad producida en nuestras centrales al mercado europeo.

En la actualidad, la potencia que pueden soportar las conexiones con Francia suman 1.400 MW (nuestra potencia de generación actual supera los 100 GW). Cuando el nuevo enlace esté operativo elevaremos dicha potencia hasta 2.800 MW, pero aún así estamos muy por debajo de lo recomendado por la Unión Europea (en nuestro caso deberíamos estar en 10.000 MW).

Una de las principales ventajas de la conexión será la posibilidad de exportar nuestra electricidad en momentos de elevada producción eólica (se acabará dar orden de parada a los aerogeneradores), y con ello toda la UE ganará independencia energética, ya que el viento y la electricidad generada con él son recursos autóctonos.

No debemos perder de vista que, independientemente del debate artificial creado en torno a las renovables, el coste del Sol y Viento son 0 € y no necesitamos invertir dinero en importarlos, por lo que toda la energía que obtengamos con estas fuentes no estarán sujetas a subidas promovidas por terceros países (como si nos ocurre con el gas o el petróleo).

En un futuro artículo haré una comparativa entre el impacto económico del uso de energías renovables y energías fósiles.

sábado, 30 de noviembre de 2013

Querer es poder

En varias ocasiones he hablado con conocidos sobre la creación de empresas, y en la mayoría de ocasiones, el principal escollo para dar el paso era la obtención de la financiación necesaria.

Vaya pues un ejemplo de como se puede crear una empresa sin necesidad de recurrir a un banco y con una pequeña inversión inicial.

Os dejo el artículo donde se expone el caso de 2 cordobeses emprendedores que han logrado pasar "de la cola del paro, a facturar millones". La empresa se llama Qualica-RD y desde el principio ya internacionalizaron su negocio (esa es la lección pendiente de muchas empresas cordobesas, a pesar de que tengamos la 2ª balanza económica más exportadora de Andalucía).

Especial Domingo de El País.

También incluyo una noticia en la edición local de Canal Sur.


Mucho ánimo e imaginación para quienes tengáis una idea de negocio en la mente. Recordad que muchas veces hay alguien cerca que puede echar una mano.


lunes, 25 de noviembre de 2013

Marca Córdoba

El gobierno de la nación ha creado un programa llamado Marca España para promover en el extranjero nuestro país, nuestras empresas, nuestra tecnología y nuestros productos. La internacionalización de nuestro país, cosa que hemos aprendido (eso espero) tras una crisis de gran calado.

A nivel Europeo ya existe la marca Mine (Made in Europe, y que en inglés significa "Mío"), fomentando el consumo de productos fabricados en la Unión. (no se equivoquen, EEUU marca todos y cada uno de sus productos, haciendo saber hasta el % de piezas fabricadas en territorio estadounidense como elemento diferenciador).

Tal vez ha llegado el momento de hacer lo mismo a nivel provincial, apostar por aquellas empresas de nuestra provincia o radicadas aquí. Pero por supuesto para salir de manera conjunta bajo una marca que sea sinónimo de calidad, buenas maneras y excelencia.

De entre los muchos productos que pertenecerían a la Marca Córdoba (Made in Córdoba) están los trabajos del estudio arquitectónico Tercera Piel Arquitectura. Uno de ellos los podemos encontrar en la nueva terminal de pasajeros del Puerto de Sevilla, donde a base de contenedores marítimos provenientes de Algeciras, reciclados y pulidos en Lucena y en base al diseño de unos arquitectos sevillanos, han creado una estación original, práctica, modular (lo que permitirá su ampliación), de rápida implantación y económica.
Os dejo el enlace a la revista Fomento, editada por el ministerio de Fomento en cuyo número del mes de Octubre podréis encontrar un artículo sobre esta nueva infraestructura que permitirá a Sevilla recibir a miles de turistas de cruceros (que por cierto, son los que mayor cantidad de dinero dejan en una ciudad).


Ahora que ya tenemos la pista del aeropuerto ampliada, y que el turismo en nuestra ciudad sigue creciendo, no sería una mala idea dejar de pensar en una terminal faraónica (como las realizadas en otros aeropuertos que con la crisis han visto mermado su tráfico de manera notable) y apostar por un diseño cordobés, de rápida implantación y económico a la vez que útil. 
Y que se pueda ampliar cuando el volumen de pasajeros así lo justifique. También presenta la ventaja de poder acoplarlos ganando altura (son estructuras preparadas para soportar mucho peso y repartir las cargas tanto de las mercancías alojadas en su interior como de los contenedores acopiados sobre estos).

Tiempo atrás escribí un artículo sobre la construcción modular con ejemplos. Sin duda, en esta nueva era constructiva, se debería apostar por criterios de ecología, economía, adaptabilidad a las necesidades presentes y futuras y acortamiento de los plazos de construcción, así como deshacernos de los viejos prejuicios de como debe ser una vivienda.

Invito a Francisco Carmona (fundador de Tercera Piel Arquitectura) a que nos deje una propuesta de Nueva Terminal de Pasajeros para nuestro Aeropuerto de Córdoba.

domingo, 20 de octubre de 2013

Anhelando el retorno

Hace más de 2 años que no escribo y hace más de uno que estoy fuera de España.
En este tiempo mi vida personal ha sido un autentico remolino de experiencias buenas, malas y regulares. Tal vez ahora mismo las malas y regulares parezcan pesar más que las buenas pero, como buen observador, se que debo ganar altura y perspectiva para poder dar un juicio objetivo sobre mi propia vida.

De esa parte positiva que veo está la experiencia personal y profesional que me da haber vivido en un país árabe y en estar actualmente residiendo en Estados Unidos de América y junto a la frontera con México (o como nos gusta escribir a los españoles, Méjico).

Pues en esta segunda etapa del blog, me gustaría hablar de proyectos que han funcionado en otros países y que podrían funcionar en nuestra Córdoba. Si de paso con esos artículos consigo dar alguna idea a nuestros emprendedores, pues doblemente mejor.

Me entristece un poco ver que, precisamente hoy, el Diario Córdoba trae noticias que hablaba hace 2 años (parada del AVE en Villanueva y Variante de Porcelanosa). ¿acaso se ha parado el tiempo en nuestra ciudad? esto es inaceptable y la ciudad entera debería movilizarse. Teruel existe, y Córdoba también. No somos solo un punto en el camino entre Madrid y Sevilla o Málaga, somos más de 330.000 ciudadanos que queremos disfrutar de los mismos derechos que el resto de vecinos, ya que a la hora de pagar impuestos no se nos hace rebaja alguna por continuar sin red de cercanías, o por seguir tanto años después sin conectar el puente de Andalucía con la A4, por poner unos ejemplos.

Recientemente pude disfrutar de unos días por Córdoba y comprobé que más allá de las cifras oficiales de paro y economía, la crisis está instalada en la gente, en su mente y sus corazones. En estos 14 meses que llevo fuera, he conocido 2 países que tienen la etiqueta de primer mundo: Emiratos Árabes Unidos y Estados Unidos.
En el primero, no hay paro ni pobreza, claro, porque los que se quedan sin trabajo son los extranjeros y automáticamente son devueltos a su país. Y los sitios donde vive la mano de obra es más allá de los polígonos industriales y no tienen permitido salir de allí para nada. Si necesitan médicos o cualquier otro servicio solo tienen que pedirlo y acudirán, pero ellos no pueden ir a las ciudades.
En el segundo la cosa es diferente. El desequilibrio entre las capas sociales es el triple del que pueda encontrarse en España. La asistencia sanitaria publica no existe (eso se sabe), pero es que con el seguro sanitario normal, una consulta al pediatra te puede salir por 300$ o un dentista por 900$ (limpieza y poco más). La calidad de la vivienda deja muchísimo que desear (paredes que parecen de cartón) y se te mide por tu historial de crédito (pobre del que deje sin pagar un recibo de lo que sea).
De un estado a otro cambian leyes, regulaciones y hasta el carnet de conducir y se te exige rematricular tu coche y sacarte el carnet del estado en el que estés trabajando (lo cual puede suponer que debas cambiar de licencia de conducir varias veces al año).

Cuando estuve en la capital califal vi lo que tenemos y automáticamente me puse a comparar (sin duda es un acto reflejo que te viene cuando sales de casa o cuando regresas a ella tras un tiempo lejos) y realmente no esta la ciudad tan mal.
Empezando por el entorno ambiental y climático, ni punto de comparación con el sur de California o con la peninsula arábiga. Por mucho calor que haga en Córdoba en verano, nada que ver con esta zonas desérticas. El valor de nuestra sierra o la tipología de la fauna presente hace que la vida en Córdoba tenga más calidad. (la presencia de escorpiones, viudas negras, serpientes de cascabel o un lagarto llamado monstruo de Gila cuya mordedura no tiene antídoto alguno hace peligroso hasta el trabajo diario o el sentarte cómodamente a ver la televisión en tu propia casa).
Las últimas lluvias trajeron una plaga de mosquitos que transmiten una enfermedad llamada fiebre del Nilo oeste (o algo así). Yo tuve fiebre pero nada más. Otro paisano cordobés que trabaja en mi mismo proyecto termino en urgencias con media cara inflamada de la picadura de los moscos (como dicen al otro lado de la frontera). Todavía no recuerdo que un mosquito llevara a un conocido al Reina Sofía.
Aqui la unica manera de transporte rápido pasa por coger un avión, el ferrocarril en la mayoría del país es solo para mercancías y resulta llamativo que las ciudades sigan partidas por las lineas ferroviarias (hace 20 años que Córdoba soterró sus vías en el centro).

En fin, que la crisis en nuestra ciudad debería poder superarse con trabajo y esfuerzo, pero no olvidemos que en Córdoba tenemos todas las herramientas para salir cuando queramos. Y si el crédito es una limitación significará que hay un nicho de mercado para un banco dispuesto a hacer las cosas de otra manera. Habrá hueco para una empresa dispuesta a conseguir inversores locales siempre que sus ideas de negocio sean buenas.

Mucho ánimo a los que os habéis quedado en la ciudad y mucho ánimo también a los que habéis emigrado y con vuestro trabajo mandáis capital a la ciudad. Ha llegado el momento de mirar más allá de nuestras fronteras para conseguir clientes para nuestros productos.