lunes, 13 de junio de 2011

La industria de la generación eléctrica posiciona a Córdoba en el mapa

Hasta hace unos años, Córdoba era una provincia donde el sector metalúrgico tenía gran peso (y si el cierre de LOCSA no se hace efectivo, aún podremos aguantar unos años más) y además suponía una importante plaza a nivel nacional.

Pues la generación eléctrica de origen renovable también va ganando peso.
En eólica no tenemos ni un solo MW instalado (hablamos de eólica conectada a red), en FV somos la 2ª provincia andaluza en potencia instalada.
En termosolar poco a poco vamos ganando peso (gracias a las 2 plantas existentes en Palma del Río, más las otras 2 proyectadas y las 2 que Abengoa levanta en El Carpio además de la proyectada en Espejo) y en hidroeléctrica, estamos en una situación intermedia a nivel andaluz (la ausencia de centrales de bombeo hace que nuestras centrales hidroeléctricas sean de tamaño modesto).

La noticia buena es que, en materia de biomasa, somos líderes nacionales y eso, en época de crisis, es una posibilidad de esperanza para los miles de parados de nuestra provincia, ya que incluso en este contexto económico, el consumo de energía eléctrica ha crecido un 0,2% este último mes (y creciendo) según REE, por lo que podría seguir creciendo el número de plantas de este tipo.

De entre las empresas que han instalado centrales eléctricas de biomasa en nuestra provincia, el buque insignia (y encima empresa cordobesa) es la Cooperativa El Tejar, la cual se ha convertido en la empresa española que genera más energía eléctrica a través de la biomasa del olivar. Para ello creó cuatro sociedades limitadas: Agroenergética de Baena, Agroenergética de Algodonales, Agroenergética de Pedro Abad y Vetejar. La mayor producción eléctrica se obtiene en Baena, que tiene una potencia de 25 megavatios, seguida de Vetejar (12,6), Oleícola de Palenciana (5,7) y Agroenergética de Algodonales (5,3). Alrededor del 70% de la facturación del grupo procede de los ingresos por la producción de electricidad.

A estas habría que sumarles la plantas que Valoriza tiene Puente Genil, la de los Hermanos Santamaría en Lucena, así como la ubicada en Cabra.

Todas ellas refuerzan el sistema eléctrico andaluz, permitiéndonos eliminar unos residuos agrícolas al tiempo que reducimos la dependencia de combustibles procedentes del exterior y cuyos precios terminan afectándose por cuestiones políticas y estratégicas externas.