viernes, 2 de octubre de 2009

Centrales Hidroeléctricas de Bombeo

Como afirma Cayetano López, Director del área de Energía del CIEMAT, en la revista Entrelineas que edita Red Eléctrica Española, "para el almacenamiento masivo de energía lo más sencillo y ya demostrado es el bombeo de agua".

El sistema es realmente sencillo:
Tenemos un embalse superior y otro inferior. Durante los momentos de exceso de producción y baja demanda de energía eléctrica se ponen a funcionar las bombas y subimos agua del embalse inferior al superior, y cuando tengamos una mayor demanda de energía y menor producción, dejamos caer ese agua desde el embalse superior al inferior.

Obviamente se tienen una pérdidas tanto en el proceso de bombeo del agua como en el posterior turbinado, pero toda forma de almacenamiento energético conlleva pérdidas pues hace necesaria la transformación de dicha energía.

En Andalucía existen en la actualidad 2 centrales de bombeo ubicadas en Gerena (Sevilla) y en El Chorro (Málaga).
El nuevo embalse de La Breña II contará con una central de bombeo en el Guadalquivir que subirá agua de este rio hasta el embalse durante los momentos de subida (ayudando a evitar inundaciones y daños por un exceso de caudal, al tiempo que evitamos perder el agua).
Algo similar ocurre en el embalse de San Rafael de Navallana, donde también hay una central de bombeo que permite "rellenar" el embalse con agua sobrante en el Guadalquivir a su paso por el Puente de Alcolea.

Embalses que podrían convertirse en este tipo de centrales son:
- Bembezar y su embalse de derivación (es un pequeño embalse destinado a riego, pero podría prestar este servicio),
- Guadalmellato y San Rafael de Navallana.
- Hay otros ríos donde existen varios embalses seguidos, pero las distancias entre ellos es mayor y posiblemente no llegue a compensar el bombeo dada la necesidad de una gran inversión en conducciones.

Lo bueno de estos embalses es la posibilidad de aprovechar los picos de generación de las centrales eólicas y volcar posteriormente parte de esa energía a la red cuando el viento está en calma.

Si queréis saber de donde procede la energía que estamos consumiendo en cada momento, os recomiendo una visita a la web de REE, donde podréis comprobar cuanta energía está aportando cada tecnología.

Aún así, la mejor energía del mundo es la que no consumimos, por lo que, además de apostar por las renovables, tenemos que mejorar la eficiencia de nuestros electrodomésticos, iluminación y aislamiento térmico de la casa y apagarlos cuando no nos haga falta, así ahorraremos mucha energía y dejaremos de gastar mucho dinero en electricidad. (todos ganamos)