sábado, 10 de octubre de 2009

Córdoba, más logística cada día

Hace un par de días que echando un vistazo por las noticias aparecidas en los diferentes diarios locales encontré una sobre el proyecto de Ciudad Mercedes.
Aunque ahora mismo, dicho proyecto se reduzca simplemente a un gran (en tamaño) concesionario de vehículos de la marca alemana, este se diseñó con una serie de servicios que complementaban a dicho concesionario de vehículos.

El problema es que, a la dichosa crisis económica y la desacertada subida de impuestos de los gobiernos central y local, se le suma que para desarrollar las obras necesarias para que otras empresas, como Grupo Peña, puedan ubicarse en dicho centro empresarial, es necesaria una modificación del PGOU.

El periodo de vigencia del PGOU es hasta 2012, pero para el tiempo que va a estar en vigor se le habrá tenido que someter a cerca de 4 ó 5 grandes modificaciones (Rabanales 21, Centro Congresos, El Álamo, La Rinconada, Ciudad Mercedes). Sinceramente, creo que nuestro PGOU en lugar de ordenar el crecimiento de la ciudad solo ha logrado frenar iniciativas de desarrollo, pues no se han logrado frenar las parcelas ilegales y para poder contar con nuevos polígonos industriales o el mismo Palacio del Sur hemos perdido años modificando un texto redactado por los mismos que solicitan esas modificaciones.

Os dejo el texto de la noticia, esperemos que pronto veamos movimientos y que, llegado el momento de salir de la crisis, Córdoba esté mucho mejor equipada que antes de entrar en ella.
Covisa pretende elevar aún más las potencialidades logísticas de Córdoba con un nuevo polo industrial vinculado al transporte que impulsa junto con otros propietarios privados de suelo junto a las actuales instalaciones de «Ciudad Mercedes» (en la N-432) y que supondrá la puesta en valor de unas 45 hectáreas de suelo no urbanizable y una inversión a largo plazo de nuevas empresas que rondaría los 70 millones de euros.
Según ha confirmado ABC, Covisa ha presentado ante la Gerencia de Urbanismo una innovación del PGOU para convertir en suelo urbanizable ordenado los 150.000 metros cuadrados de los que ya disponía para «Ciudad Mercedes» y la ampliación de ésta -tramitados a partir de un proyecto de actuación sobre suelo no urbanizable- y, a su vez, ampliar el radio de acción en 290.000 metros cuadrados más anexos a sus instalaciones actuales y que también se convertirían en suelo urbanizable pero sectorizado.
Uno de los muchos atractivos que presenta esta iniciativa de Covisa -que va de la mano de otros propietarios privados de suelo en la zona- está en el mapa de infraestructuras en el que queda ubicada «Ciudad Mercedes» y los terrenos anexos. Esta nueva área logística estaría encuadrada en el cruce de caminos que formarán la futura A-81 (desdoble de la actual N-432), que pasaría a escasos metros de esta zona industrial, y la variante sureste de la A-4, a la sazón, circunvalación este de Córdoba que se solaparía con el paso de la propia A-81 por la ciudad.
Hay que recordar que el borrador de los Presupuestos Generales del Estado para 2010 incluye a esta circunvalación entre los proyectos a acometer por el Ministerio de Fomento con 3,1 millones de euros. La citada circunvalación enlazaría justo en las proximidades de «Ciudad Mercedes» con la A-4, y por ende, con la A-45, por lo que señala un nudo de comunicaciones muy estratégico para este tipo de segmentos económicos ligados al transporte y la logística.
Los promotores de la iniciativa, que ya inauguraron hace dos años sus instalaciones para la marca Mercedes (una de las mejores del país) tras invertir 14 millones de euros, están convencidos, según el documento entregado en la Gerencia de Urbanismo, de que el proyecto «no interfiere» en los suelos industriales ya previstos en el Plan General y puestos en carga o tramitados en estos momentos. Supondrá, a la vez, «una mayor dinamización económica para la ciudad y el valor logístico que ostenta y que ha sido puesto de manifiesto por numerosos estudios e informes de diferentes administraciones en numerosas ocasiones».
Grupo Peña
Pero hay otro elemento aún más determinante en el recorrido de este proyecto. La bolsa total de suelo se divide en dos grandes parcelas: la que actualmente cuenta con las instalaciones de «Ciudad Mercedes» más los terrenos reservados para ampliaciones (150.000 metros cuadrados), y la nueva parcela de 290.000 metros cuadrados que se generaría a continuación y que estaría perfectamente conectada con este eje industrial.
En la primera parcela, y junto a Mercedes, Grupo Peña, enseña baenense convertida en líder en el sector de repuestos, instalaría su centro logístico con la generación de 120 puestos de trabajo sobre 20.000 metros cuadrados. Esto permite, según recoge el documento de Covisa, «que esta iniciativa global no se dilate en el tiempo puesto que se trataría de una inmediata construcción por parte de Grupo Peña», que se convierte así en otro refuerzo para sacar adelante el proyecto al que se sumarían, posteriormente, nuevas firmas afines. Esta parte llevaría un desarrollo urbanístico más corto.
La inversión directa prevista para acondicionar los accesos internos y externos y las dotaciones de servicios así como la obra de urbanización asciende a 7,4 millones de euros. El planteamiento hecho por el estudio arquitectónico que firma la innovación es que los nuevos suelos se rijan por la ordenanza de industria pesada y de fachada (de menor dimensiones que la anterior).
Urbanismo tendrá que estudiar ahora esta innovación que tendrá que supeditarse primero a la adaptación del Plan General de Córdoba a la Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía (LOUA), aún pendiente de que la apruebe la Junta y que lleva casi tres años de retraso.
Los terrenos elegidos por Covisa y otros propietarios privados de suelo para impulsar esta nueva área logística se han convertido con el tiempo en una perita en dulce. Próximo a la actual «Ciudad Mercedes» está el Complejo Medioambiental del Lobatón, en torno al cual, duerme todavía el sueño de los justos el llamado Polígono Verde, una iniciativa auspiciada por IU hace una década y que ha corrido una suerte dispar, pero que pretendía crear un polo de empresas relacionadas con el reciclaje y el medioambiente.
Este plan está aún vigente, pero está relacionado con el desarrollo de los suelos de El Álamo por parte de Vialmar, donde El Corte Inglés tiene previsto desarrollar su centro logístico para el sur peninsular.
Además, el enclave también saltó a la primera línea informativa cuando se dio a conocer el proyecto de aeropuerto privado que una firma cordobesa (Innova) pretendía impulsar en estos terrenos bajo el atractivo del transporte aéreo comercial y de mercancías, generando el «puerto seco» del que tanto se viene hablando en Córdoba desde hace más de una década.
El proyecto de Covisa, que incluye un estudio de impacto ambiental en el que refleja la nula presencia de tensiones y afecciones al medio, complementaría a la perfección la vocación de esas otras iniciativas.