lunes, 22 de diciembre de 2008

Aprovechar el viento en contra para avanzar

Tras el artículo que escribí ayer sobre el Aeropuerto Central de Ciudad Real, me puse a reflexionar sobre el impacto que la apertura de esta mega aeropuerto tendrá sobre nuestras intenciones de ser un nudo logístico de primera magnitud.
A priori podríamos pensar que la competencia de ese aeropuerto con una pista de 4.000 metros (suficiente para que cualquier aeronave de carga pueda despegar hasta los topes con cualquier destino posible pues podría llevar los depósitos de combustible completamente llenos), con cantidad de suelo industrial y logístico disponible como para ofertar precios sin competencia en todo el país, con conexión por autovía, AVE y ferrocarril convencional y con una gestión privada (que suelen entender mejor a las empresas que AENA), nos dejaría en una posición bastante moderada.
Pero como dijo un antiguo presidente estadounidense "todo problema es una oportunidad encubierta" y en base a esa idea me puse a pensar como sacar partido al que puede convertirse en el principal aeropuerto de mercancías de España.
Por lado rescaté un par de documentos sobre los nodos logísticos de Andalucía, así como varios mapas donde podemos analizar detenidamente la posición de Córdoba y las vías de comunicación de las que disponemos.
Como podemos ver, Córdoba es la capital de provincia que más al norte está en nuestra región, y la única por la cual circula el eje ferroviario del principal puerto de España (Algeciras).

El aeropuerto de Ciudad Real presenta una deficiencia en cuanto al transporte ferroviario de mercancías hacia el sur, donde se encuentran 8 millones de habitantes (el 18% de la población española); y con el incremento en coste que implica el combustible, el transporte de mercancías por ferrocarril está llamado a ser el principal medio de desplazamiento de nuestro país gracias a la intermodalidad.

Es en esta tesitura donde Córdoba gana un valor añadido por las posibilidades que presenta de convertirse en puerto seco directamente conectado con los puertos de Málaga, Algeciras, Bahía de Cadiz, Sevilla y Huelva para desde este punto distribuir a todas las capitales de provincia andaluzas, a Extremadura y al aeropuerto de Ciudad Real tras el proceso de clasificación en función a los destinos y con la posibilidad de utilizar para ello vehículos industriales eléctricos gracias a las autonomías que hoy presentan (radio de acción de unos 200 km, distancia en la cual se encuentran Sevilla, Málaga, Granada, Jaén, las ciudades medias andaluzas y el aeropuerto de Ciudad Real).

La ventaja que presenta la intermodalidad es poder utilizar la solución más apropiados a cada carga, evitando desplazamientos de vehículos sobredimensionados para cada mercancía.
Para que lo entendáis: Para qué movernos en camiones de 12 toneladas cuando podemos utilizar uno de 9.
El medio terrestre más eficiente en mercancías es el ferrocarril, por ello, la posibilidad de clasificar la mercancía en Córdoba y redistribuirla a cada destino nos permite ajustar mucho mejor la cantidad de mercancía en base a cada vehículo.
Además, no olvidemos el uso de los vehículos eléctricos.

Por ejemplo, para grandes cargas, tendríamos conexión con el aeropuerto de Ciudad Real gracias a la N420 (futura A41), pero para medias y pequeñas cargas utilizaríamos nuestro aeropuerto.
En servicios de correo urgente tenemos la gran suerte de estar comunicados con Alta Velocidad al resto de capitales, lo que nos permite recibir en 45 minutos el correo urgente de estas ciudades, y unido al de Córdoba se podría fletar un avión con destino a Zaragoza, Barcelona, Valencia o el destino que nos interese.
Si esto quisiéramos hacerlo desde otra capital, los tiempos se verían incrementados por la conexión entre ellas así como a la hora de salir de sus aeropuertos (Sevilla o Málaga).

Córdoba tiene una situación envidiable, y el aeropuerto de Ciudad Real refuerza esa centralidad de la que disponemos, al igual que el proyecto de dicho aeropuerto recogía el nombre de Madrid Sur, Córdoba debería ver en esa infraestructura el aeropuerto internacional Córdoba Norte, donde sus bajas tarifas y su larga pista junto a la parada del AVE, nos conviertan en la zona hotelera de importancia más cercana al aeropuerto. Al fin y al cabo, la mayoría de los turistas buscan playa, sol y monumentos, y Córdoba oferta todo esto en menos de 50 minutos.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Un aplauso tazleba, ese planteamiento tuyo es una idea estupenda. Ojalá hubiese alguien como tú en el equipo de gobierno, seguro que entonces las cosas por Córdoba irían mucho mejor.
Un saludo

Jose dijo...

Jejeje, muchas gracias.