jueves, 11 de diciembre de 2008

Nuevas formas de comerse a la crisis

Hoy he tenido la posibilidad de conocer un nuevo lugar donde desayunar en la ciudad de la Mezquita, la Judería y el Templo Romano.
El nombre siento no poder facilitároslo hoy porque no lo recuerdo, pero os voy a incluir un mapa con la ubicación exacta (sin duda alguna, una imagen vale más que mil palabras).

El primer conocimiento que tuve de este lugar fue mediante las noticias de Antena3.

Al entrar en este local, a priori nada nos hace pensar que este sitio sea diferente al resto. Pero una vez estamos dentro y pedimos unas tostadas (nada mejor para iniciar el día) nos encontramos una estantería con multitud de confituras y mermeladas, pates y demás especialidades para acompañar sobre la tostada.
No solo hay una enorme variedad (creo que se puede acudir más de 100 días y no habría que repetir sabores) sino que la calidad de los productos ofertados es de primera categoría. (no soy un experto en mermeladas, pero mi madre siempre ha comprado La Vieja Fábrica, de Dos Hermanas, Sevilla, es la mejor que he probado y allí tienen de todos los sabores que uno pueda imaginar).
También la posibilidad de echarse la cantidad que uno desee te hace disfrutar de tu tostada tal y como a ti te gusta.
Y a todo esto le sumamos el buen ambiente que sus dueños se afanan por crear hace que, una vez uno desayuna allí no quiera hacerlo en otro sitio.

No soy muy dado a las críticas culinarias, pero la verdad es que esta familia de hosteleros ha mostrado que hay otras formas de hacer desayunos y que, desde la especialización y la diferenciación empresarial, el pequeño comercio tiene soluciones para capear una crisis que se prevee dura y que hará una importante criva entre las empresas.(digamos que es una "selección natural" de la economía).


Ver mapa más grande

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Taz, a ver si te acuerdas del nombre de la cafetería, o al menos haces que se pueda ver el mapa porque estoy deseando ir.
Un abrazo, y nos veoms en LEBA.

Jose dijo...

El viernes volveré a pasarme y aprovecharé para sacarle una foto a esa estantería tan peculiar.

De todas formas es muy sencillo llegar:
Teneis que ir hacia el C.C. La Sierra como si vinierais por la avda. Arroyo del Moro.
Una vez llegais al edificio de FEPAMIC (cruce con semáforo) vereis que a vuestra derecha sale una calle donde hay un gran descampado.
Pues en esa misma calle pero la siguiente esquina.
Ya os digo, no hay pérdida.