lunes, 18 de mayo de 2009

Puente Genil apuesta por la Logística

Que Antequera está muy bien ubicada en el centro de Andalucía es algo completamente objetivo y tan solo hace falta mirar un mapa de nuestra región.
Pero que no es la única que puede presumir de posición privilegiada también es verdad.

Lucena tiene en cartera varios proyectos encaminados a posicionarse en el mercado de la logística pero le falla algo: Ferrocarril.
Hace años que por Lucena no pasa ninguna línea ferroviaria, y vista la respuesta del actual alcalde ante un proyecto de vital relevancia para la ciudad como es la creación de un ramal que donde de red de cercanías a la localidad de la Subbética (básicamente respondió que no lo ve como un proyecto prioritario en materia de transporte), no hay expectativas de que lo haga en bastantes años.

Por ello Puente Genil, ciudad vecina de esta y que le sigue en el escalafón de ciudades de la provincia por número de habitantes, no ha dudado en vender su potencial como punto logístico del centro de Andalucía.
Ventajas no le faltan, a su proximidad con grandes centros productores como Lucena (industrial del mueble y el frío industrial), Montilla y Aguilar (Vino) y ellos mismos (aceite), hay que sumar el cruce de autovías que tendrán cerca (Puente Genil quedará dentro de un triángulo formado por la A92, A45 y Autovía del Olivar) lo que le permitirá recibir y enviar mercancías rápidamente a cualquier punto de la región. Y sin olvidar un punto importante que Lucena no tiene: Conexión ferroviaria.

No solo dispone de una estación convencional y otra de alta velocidad, sino que además cuenta con un ramal de grandes dimensiones y reserva de suelo en la zona de Campo Real como para urbanizar uno de los mayores polígonos logísticos de Andalucía (2,5 millones de metros cuadrados).
Proyectos como el Puerto Seco de Puente Genil son líneas de trabajo que reforzarán esta posición logística dentro de la zona. Ahora solo falta que los proyectos salgan adelante, que la burocracia no los pare demasiado tiempo y que otros municipios no tomen la delantera, cosa que por desgracia suele ocurrir con bastante frecuencia en Córdoba.