jueves, 2 de julio de 2009

Ciudades de referencia

Desde Barcelona os dejo mis impresiones sobre la espectacularidad tanto de Valencia como de la ciudad Condal.

He flipado paseando por la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia. Como han logrado reintegrar el cauce del Río Turia en la ciudad y convertirlo en un polo cultural y artístico de referencia europea.
Sin duda podríamos aprender de ellos en como diversificar nuestra oferta cultural creando recintos vanguardistas y dotándolos de contenidos orientados a todos los públicos. Personalmente me ha encantado el programa de actividades para atraer tanto a gente de fuera como a los propios valencianos semana tras semana.

En Barcelona, lo que más me ha gustado ha sido su arquitectura, edificios altos, medianos y bajos, modernos y antiguos conviviendo en la misma avenida, la vida y el mar de gente que pasea por sus calles.
Y algo que me ha sorprendido gratamente es el enorme número de banderas españolas existentes, la cantidad de gente que se comunica en castellano frente al catalán, y como TODAS LAS SEÑALES están SOLO en catalán. Vamos, que el nacionalismo catalán es cosa, sobre todo, de los políticos ubicados en las administraciones. Y es una pena que sea precisamente el gobierno quien actúe excluyendo a los castellanoparlantes. Sin duda esa forma de actuar solo sirve para dificultar la llegada de gente de fuera, lo que para una ciudad que tiene en el turismo una importante fuente de riqueza es algo sin sentido.

Esperemos que pronto esta forma de actuar forme parte del pasado al igual que la prohibición del uso del catalán pasó a serlo.
Las administraciones deberían centrarse en defender la libertad de los ciudadanos para expresarse en la lengua que quieran. El catalán, gallego, vasco o valenciano son parte de la riqueza cultural de nuestro país, y no debería ser un elemento excluyente.

En breve estaré de vuelta a casa y volveré a escribir regularmente.