domingo, 12 de julio de 2009

Fórmula Zero. La otra competición ecológica

Quien lea Fórmula Zero pensará en algún tipo de vehículos corriendo en circuitos como los famosos monoplazas pilotados por Alonso, Button o Hamilton (quien este año está de capa caída).
Pues no andará muy mal encaminado, salvo por la peculiaridad de la principal exigencia de esta competición: vehículos propulsados por combustibles con Zero emisiones.

En este caso, pues son varias ya las competiciones de vehículos ecológicos, se trata de monoplazas tipo karts propulsados por motores de hidrógeno.
La organización del evento cuenta con varios colaboradores como Linde Gas, quien se encarga de suministrar el combustible para los vehículos y que utiliza energías renovables para el proceso de fabricación de hidrógeno.

España está representada por el equipo de la Escuela Universitaria Politécnica de La Almunia de Doña Godina, centro perteneciente a la Universidad de Zaragoza.

El equipo está formado por alumnos de las diferentes especialidades impartidas en dicho centro universitario así como por pilotos de un equipo de competición de la provincia.

El vehículo utilizado es el siguiente:

Y en este año ya han corrido en ciudades como Rotterdam, donde el equipo español marcó la mejor vuelta.

Un ejemplo de circuito sería este:


Tanto el diseño del vehículo como su desarrollo ha sido llevado a cabo por los alumnos y los miembros del equipo, lo que fomenta no solo el interés por innovar, sino que demuestra que los jóvenes tenemos mucho que decir en este mundo y que de nuestro trabajo depende como vivamos en la próxima década.

El funcionamiento del vehículo es muy sencillo:


Y así está diseñado el prototipo:



Existe otro campeonato de vehículos ecológicos con más tradición que la Fórmula Zero y que se desarrolla en Australia. Es la famosa World Solar Challenger y consiste en una competición de varios días que debe cruzar el continente australiano de norte a sur.
En este caso estamos hablando de vehículos propulsados exclusivamente con la energía del sol, por lo que los diseños de estos prototipos son auténticamente sorprendentes.

Y de hecho, al igual que existe una trasferencia de resultados de investigación de la F1 hacia los vehículos comerciales (ABS, EBD,...) en esta competición sucede algo similar. Los diseños en los que están trabajando muchas marcas para sus vehículos eléctricos han recurrido a técnicas puestas en prueba en esta competición: motores integrados en las ruedas, frenos regenerativos para recargar las baterías (sistema disponible en los híbridos de Toyota, Honda y Lexus), integración de células FV en la estructura del vehículo para recarga de baterías o alimentación de sistemas auxiliares.

Córdoba siempre ha apostado por la innovación en materia medioambiental y un evento de este tipo no solo ayudaría a atraer visitantes a la ciudad en temporada de menos demanda turística (noviembre o febrero, por ejemplo), sino que nos daría una publicidad a nivel internacional que, para una localidad con aspiraciones de lograr la capitalidad europea, sería de grandísima ayuda.

Si alguien está interesado en este asunto y le gustaría participar en montar una escudería o trabajar para traer una prueba del calendario, que se ponga en contacto conmigo por medio de los comentarios. Si me dejáis vuestro correo no saldrá publicado pero me podré poner en contacto con vosotros.