miércoles, 9 de septiembre de 2009

Alternativa laboral

Una buena noticia, a pesar de ser testigo del cierre de la librería Luque, parece que, como el Fénix, resurgirán de sus cenizas gracias al espíritu emprendedor de sus antiguos trabajadores.

Les deseo otros 90 años de éxitos y varias generaciones de promotores de la cultura.

Trabajadores de la extinta librería Luque planean abrir otra en Jesús y María

Cuatro trabajadores de la librería Luque, que cerró a comienzos del pasado agosto después de noventa años de historia, planean abrir otro establecimiento de venta de libros en un plazo de dos meses. Rafael Osuna, uno de los cuatro empleados afectados por el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) de la célebre tienda de la calle Cruz Conde, confirmó ayer que «nuestra intención es que a mediados de noviembre esté en funcionamiento, aunque por el momento no podemos dar una fecha segura».
Osuna, que avanzó la noticia en el programa «Hoy por hoy» de Radio Córdoba-Cadena Ser, añadió en declaraciones a este periódico que «se trata de un proyecto que llevamos a cabo cuatro de los cincos ex empleados de Luque». El quinto falleció poco después de que la librería de Cruz Conde pusiera, hace dos meses, el punto y final de un capítulo de la historia cultural de la ciudad.
Trámites administrativos
Ortega y sus socios ya han elegido un local comercial de Jesús y María para instalar la tienda. El establecimiento se encuentra muy cerca de la embocadura de la calle, a unos pasos del bar Correo. «Ahora estamos pendientes de trámites administrativos, así como del diseño del local», agregó Osuna.
Aunque no precisó cuál es la inversión necesaria para poner en funcionamiento la librería, el portavoz de los ex trabajadores de Luque sí aclaró que «correrá íntegramente por nuestra cuenta».
La nueva empresa de Osuna y sus compañeros tiene dos objetivos claros. El primero es que la librería sea algo más que un lugar en el que los lectores encuentren los volúmenes más demandados. «Queremos convertirla en un centro cultural, donde se celebren presentaciones de libros, haya lecturas poéticas, actividades teatrales y jornadas de literatura juvenil», indicó Rafael Osuna.
La segunda meta también es ambiciosa: lograr que el establecimiento adopte el nombre de Luque. «A nosotros nos gustaría, pero dependemos de la familia propietaria de la que cerró», aseveró el portavoz de los ex empleados.
Hay que recordar que la librería de la calle Cruz Conde, que era hasta su cierre la de trayectoria más larga de cuantas permanecían en la ciudad, clausuró sus puertas a comienzos de este agosto después de que su gerencia presentara un ERE en la Junta de Andalucía.
La historia de la librería Luque ha sido una de las más largas de los pequeños establecimientos de Córdoba, ya que su historia ha alcanzado casi un siglo. Se fundó en 1919 en un local de la calle Diego de León, junto a la plaza de Las Tendillas.
En la década de 1930 se trasladó a la calle Gondomar y ocupó el establecimiento que conocieron varias generaciones de cordobeses, y que cerró sus puertas en el año 2000. Antes, en 1972, se había abierto la segunda librería en la calle Cruz Conde, de forma que el negocio familiar continuó vigente.
Como muchos establecimientos de este tipo, Luque completaba la venta de libros con la de papelería. Así, los amantes de la literatura podían encontrar en el establecimiento las últimas novedades y también las ediciones más completas de los clásicos, pero también era frecuente acceder a manuales universitarios y libros de texto.