lunes, 28 de septiembre de 2009

Incremento en la oferta hotelera de la provincia.

La crisis coge al sector con 59 hoteles pendientes de construirse en Córdoba.

Mala noticia, aunque con la situación actual del turismo en la ciudad, no se hasta donde de mala es.
Sin duda una ciudad con una amplia oferta hotelera es algo bueno, y sobre todo ese incremento de plazas con los servicios auxiliares que ello necesita y puestos de trabajo que implica. Pero si el incremento de plazas disponibles no conlleva un crecimiento en la cantidad de turistas que hacen noche en nuestra ciudad, realmente solo servirá para repartir un poco más la escasa tarta de pernoctaciones y reducir más aún la tasa de noches por visitante de la ciudad (que se posiciona en torno a las 1,67 noches por turista).

Es en este asunto donde, personalmente, opino que el ayuntamiento no está muy fino. Vamos, ayuntamiento, Junta y hasta Diputación, porque todos trabajan en promocionar turísticamente la ciudad y la provincia, aunque los 2 primeros son los que tienen competencias sobre los museos y monumentos y siguen manteniendo unos horarios de visita para nada coordinados y adaptados a la situación turística de la ciudad.
Si somos una ciudad de paso, hay que incrementar la oferta nocturna, y para ello hay que poner toda la carne en el asador. Y no me refiero a reforzar el turismo gastronómico, sino a analizar cuales son nuestras mejores bazas (Mezquita, Judería, Sinagoga, Museo Arqueológico, Alcazar,...) y a incrementar las actividades que conviertan en novedoso aquello que no lo es tanto. Me explico:
Ha tardado el ayuntamiento en darse cuenta del impacto sobre las pernoctaciones que tendría abrir la mezquita al público por la noche... demasiados años. Pero lo que no deben hacer es quedarse ahí. Rentabilicemos los jardines del Alcázar con visitas nocturnas (que por cierto, este año no se han ofertado), llevemos a cabo rutas nocturnas de visitas a monumentos, de manera que la gente aproveche la mañana para visitar los municipios de la provincia y durante la noche disfruten de las visitas nocturnas a la Mezquita o al Alcázar.

Otra manera de aumentar el interés sobre nuestros museos, organizar exposiciones temáticas como la realizada sobre Julio Romero de Torres, implicando a varios organismos y museos de la ciudad.

Algo que he dicho en varias ocasiones y que sigo viendo como inaceptable es el cierre total de monumentos y museos los lunes. Simplemente es INACEPTABLE que una ciudad que se denomina a si misma turística cierre la inmensa mayoría de sus monumentos y museos.
De hecho, si no fuera gracias al Cabildo Catedralicio y la posibilidad de visitar la Mezquita, los lunes la ciudad no tendría ni un solo turista.
¿Tanto cuesta que el día de descanso de unos monumentos sea el lunes, otros el martes y otros el miércoles? que quien venga alguno de esos días tenga una oferta suficiente como para no optar por marcharse a otra ciudad donde si pueda visitar algo.

Son muchos los millones de € invertidos por todas estas administraciones en promocionar la ciudad como para luego cometer errores tan gordos como no abrir un lunes.

La oferta de AVE es buena, pero no olvidemos que estamos en el extremo sur de la Unión Europea, y que si realmente queremos estar integrados en ella, nuestras comunicaciones con las capitales de referencia de Europa deben mejorar sustancialmente (y me refiero a comunicarnos de manera directa y lo más rápida posible).
Al igual que para la Junta se considera prioritario tener conexión aérea directa entre Almería y la capital de la región o para Fomento entre Melilla, o las islas y Madrid, la conexión aérea de Córdoba con Londres, París, Bruselas o Berlín debería ser una prioridad para nuestros gobiernos local y provincial, por cuanto nos acercaría a escasas 2 horas de nuestros vecinos europeos (tanto nosotros a esas ciudades, como todos los habitantes de esas capitales a nuestra ciudad).
Cuando uno analiza la rentabilidad económica de una infraestructura no debe quedarse en los costes de mantenimiento y explotación y en los ingresos por tasas, hay que fijarse también en el dinero que esas empresas y visitantes dejan en la ciudad y que ahorran a la administración mucho dinero en desempleo, subvenciones y ayudas para mantener museos y monumentos así como las nuevas empresas que puedan crearse al paraguas de esta actividad y que inyectan dinero a las administraciones en forma de impuestos.

Esperemos que las administraciones tengan las ideas claras y la iniciativa suficiente para lograr que esos 50 hoteles proyectados puedan iniciar su actividad lo antes posible y con clientela nueva para asegurar el éxito de todos ellos.

3 comentarios:

Felix Casanova Briceño dijo...

Como siempre, aciertas en tu comentario. Y lo de los lunes, ya es sangrante... Que descansen los trabajadores, claro, pero que los sustituyan o hagan rotaciones. Tengo amigos que hace poco fueron de Albacete para ver Córdoba y se quedaron sin ver la mitad de los monumentos...triste. Un abrazo

Felix Casanova Briceño dijo...

Como siempre, aciertas de pleno. Sin ir más lejos, hace poco unos amigos de albacete fueron a visitar Córdoba y no pudieron ver la mitad de los monumentos. Que hagan turnos, o que contraten más personal. Pero los monumentos "siempre" tienen que estar a disposición del turista.Para que vamos a querer más plazas hoteleras si al final el turista no va a a volver... Un abrazo

Joselillo dijo...

Yo estuve trabajando en el sector turístico y te puedo asegurar que la imagen de Córdoba un domingo por la tarde o un lunes es DEPRIMENTE.

No entiendo que problema hay para que, al igual que los hoteles trabajan 24 horas los 365 días del año, los monumentos tengan un horario más adaptado a la demanda de los turistas.

Cuando se trata de una fábrica importante, las administraciones atienden sus necesidades para ayudarles a crecer, pues el turismo es la principal industria en Córdoba. Deberían mimarla bastante más de lo que actualmente lo hacen.
Y ya digo que haga falta invertir más (que necesario es, pero como estamos en crisis...) sino simplemente coordinarse mejor ayuntamiento y junta para evitar los cierres de museos y monumentos masivos.

En serio, en ocasiones creo que todo aquel que tiene 2 dedos de frente se dedica a cualquier cosa menos a la política, por eso tenemos unos dirigentes tan cortos de ideas.