lunes, 14 de septiembre de 2009

Mejora en las infraestructuras energéticas

Una buena noticia de esta semana recién terminada fue la inauguración del gasoducto que suministrará gas natural a 3 de las ciudades más grandes de Córdoba y que se ubican en el sur de la provincia.

El gasoducto que llevará esta fuente energética (o mejor dicho, vector energético) a los vecinos de Lucena, Cabra y Baena es una infraestructura que permitirá diversificar las formas de utilización energética, permitiendo una reducción en los costes por un lado y un incremento en la fiabilidad del suministro por otro.

El hecho de, por ejemplo, poder alimentar centrales térmicas de cogeneración o ciclo combinado abre un abanico de posibilidades para esta zona donde hoy en día han logrado hacer de la biomasa un sector económico importante, no en vano se ubican en estas 3 ciudades varias centrales de biomasa, siendo la de Baena la más grande de Europa (e incluso del mundo he leído en algunas páginas web) con 25 MW de potencia instalada.
Las opciones de incrementar sus horas de funcionamiento mediante la utilización de otros combustibles permitirá mejorar su rentabilidad y permitir nuevos proyectos que ayudaran a dinamizar la zona.

Bueno, os dejo con la noticia publicada en el ABC Córdoba.

Un nuevo gasoducto de 72 kilómetros de longitud llevará el gas natural a los municipios de Lucena, Cabra y Baena. El consejero de Innovación, Martín Soler, y el director general de Gas Natural Distribución, Daniel López, en compañía de los alcaldes de los tres municipios, inauguraron ayer la nueva infraestructura en la que compañía energética ha invertido 13,6 millones de euros y que ha tenido un periodo de ejecución de 19 meses.
Según la empresa, en los próximos años espera captar alrededor de 20.000 clientes, más el tejido industrial, entre los 80.000 habitantes que suman los tres municipios. La inversión realizada por Gas Natural se completará con otros 10,5 millones de euros para ejectuar 124 kilómetros de redes de distribución. De esta infraestructura, la compañía ya ha construido los ramales de aproximación de 9 kilómetros, además de otros 19 de red en cascos urbanos.
Los responsables políticos vieron en el proyecto una nueva oportunidad para el desarrollo de la zona. Así, el consejero de Innovación señaló que con este gasoducto «facilitamos a los ciudadanos y empresarios una fuente energética para que las empresas sean más competitivas y es una oportunidad para captar nuevas inversiones».
El alcalde de Lucena, José Luis Bergillos, apuntó que la infraestructura «significa para esta zona del sur de Córdoba una fortaleza más para salir de la crisis».
La alcaldesa de Cabra, María Dolores Villatoro, añadió que esta inversión permite «dar oportunidades de desarrollo al medio rural, un atractivo para empresas que van a contar con un recurso cada vez más demandado».
Por su parte, el primer edil de Baena, Luis Moreno, señaló que el gasoducto «es una oportunidad junto a otros recursos que tenemos como es un nuestro capital humano».