sábado, 25 de abril de 2009

Buenas y malas noticias, ¿por cuales empezamos?

Pues eso, el viernes vino con 2 titulares de importancia para la ciudad pero, ¿por cual empezar?

Hay quien prefiere los malos tragos al principio y terminar con algo positivo, pero claro, al haber recibido primero una noticia negativa, la positiva puede quedar eclipsada por la primera.

Otros prefieren lo bueno al principio, para que cuando llegue lo malo uno ya tenga a lo que aferrarse.

Personalmente prefiero la segunda opción, por ello os comento las siguientes noticias:

Vecinos del aeropuerto dejan hoy el camino libre a los primeros derribos.

El ente estatal asegura que las máquinas podrían entrar esta misma mañana e iniciar los trabajos.La empresa comunica a varios afectados que el lunes tiene previsto demoler cuatro viviendas.

Impresionante, cada día parece que el inicio de las obras es algo que se va a producir de verdad.
Incluso está previsto que este próximo lunes se derriben 4 casas.
¿qué significa esto para la ciudad? Mucho, ya que al derribarse las viviendas, el coste social y económico está realizado, por lo que echarse atrás en cuanto a la ampliación sería una cosa impensable, un desplante que movilizaría hasta a los antiguos enemigos de la ampliación del aeropuerto.
Por ello, el momento en que las máquinas derriben la primera de esas 4 casas se habrá dado el paso hacia una Córdoba moderna y mucho mejor conectada con las grandes ciudades de nuestro país, de nuestra Europa y, quién sabe, lo mismo de nuestro planeta.

Pero bueno, tras este buen trago viene lo malo:

Córdoba llega a 86.800 desempleados.

El paro llega a 23,3% en el primer trimestre de 2009, con un incremento de más de un 3% de desempleo en Córdoba con respecto a la última EPA.

Mala noticia donde las haya, tenemos a más del 10% de la población total sin trabajo, y lo peor es que, si tenemos en cuenta la población con posibilidad de trabajar en la provincia, nos sitúa en unos niveles de desempleo más que preocupantes.
Córdoba se situa en un 23.3% de paro donde otras provincias como Valladolid o Burgos están en el 10 ó 11%.
Incluso la vecina Jaén, quien siempre suele registrar peores datos que Córdoba en cuanto a riqueza e industrialización, está en un 17,97 %.

En estos momento me planteo lo siguiente, si cuando uno va al volante de un vehículo, y obviamente tiene en sus manos las vidas de aquellos que le acompañan en el viaje, piensa en la responsabilidad que es tener 4 vidas de sus manos. ¿qué deben pensar los políticos cuando se van a dormir y 86.800 personas no tienen trabajo?, máxime cuando las decisiones que han llevado a esta extrema situación las ha tomado uno.
Cada día que pasa descubro que no sirvo para la política, al menos eso creo, pues yo no podría dormir sabiendo que tantísimas personas no saben como darán de comer a sus hijos cuando se les termine el subsidio por desempleo (aquellos que lo tengan, porque yo, tras casi 2 años trabajando no tengo derecho a esta ayuda económica).

La verdad, el único consuelo que se puede sacar de este día es que, tanto por el inicio de las obras de demolición y posteriores catas arqueológicas, previas a la obra de construcción de pista, como por el funcionamiento del nuevo y ampliado aeropuerto de Córdoba, varios cientos de estos desempleados podrán encontrar un empleo digno.
Y sobre todo, cuando el aeropuerto esté operativo y las empresas de servicios auxiliares de los aeropuertos empiecen a ubicarse allí (alquiler de coches, autobuses, taxis, seguridad, mantenimiento, atención al público, cafeterías, jardinería, hoteles, facturación, servicios de manejo de equipajes, policía y guardia civil para las tareas de control de pasajeros y mercancías, ...), serán muchas las personas necesarias para ocupar tanto puesto de trabajo.
Y a esto habrá que sumarle más personal en hoteles, hoteles nuevos que se abrirán, restaurantes, ...

Esperemos que la próxima década del S.XXI nos traiga una prosperidad negada hasta ahora gracias a las nuevas infraestructuras y recursos como Palacio de Congresos, Parque Tecnológico, Aeropuerto, Centro logístico, Centros Comerciales, Polígonos Industriales de gran tamaño, autovías a Granada, Jaén, Badajoz y Ciudad Real-Madrid, servicios ferroviarios con el norte de la provincia, nuevos hospitales,... en definitiva, muchos de los proyectos de los que llevamos años oyendo hablar, pero que no llegan a materializarse.