miércoles, 29 de abril de 2009

Políticos de antes y despues

La verdad es que en ocasiones uno siente vergüenza de las personas que los partidos políticos presentan como candidatos a alcalde, concejal o diputados.

En este caso me he encontrado con una noticia en el blog Escaño 351 y en un vídeo en youtube donde el actual presidente de la FEMP (Federación Española de Municipios y Provincias) y alcalde de Getafe llamó a los votantes de los partidos de derecha (PP mayoritariamente, algunos partidos nacionalistas y otros minoritarios sin representación en el Congreso de los Diputados), y cito textualmente, "tontos de los cojones".



Simplemente es una palabra que NUNCA y bajo ningún concepto debe ser utilizado para referirse a quienes decidimos acudir a las urnas a ejercer nuestro derecho al voto. Mucho menos de una persona que se considera democrática y que representa a toda una ciudad como Getafe y a un organismo como la FEMP.
Ese comentario no es aceptable para nadie ni a ninguna persona.

Si hablamos de los votantes del brazo político de ETA el adjetivo que les asignaría sería cómplices de los asesinos, pero tampoco usaría Tonto de los Cojones.

La verdad es que pense que España era una democracia donde la Constitución obliga a todos los ciudadanos a respetar y ser respetados independientemente de nuestra condición ideológica.

Pero peor aún que este comentario es que ni el PSOE ni la FEMP haya tomado medidas algunas con respecto a un insulto que, según los datos de las últimas elecciones generales, afecta a más de 10 millones de personas (y eso contando exclusivamente los votos del PP).

Luego los políticos se preguntan porqué hay tanta abstención... para qué vamos a perder el tiempo en acudir a los colegios electorales pudiendo estar tirado en el sofá o tomando el sol en la playa, campo o montaña.
Cuando aprendan a respetarnos y a respetar nuestra opinión lo mismo nos planteamos que votar si sirve para algo.

Que aprendan de 2 históricos de la política en España como son D. Manuel Fraga y D. Santiago Carrillo. Estas personas fueron adversarios políticos en una época muy complicada para el país y no dudaron en anteponer los intereses de España a los suyos propios y los de sus respectivos partidos políticos.
Anda que ahora van a anteponer los políticos el bien del pueblo y su decisión a su enfermizo deseo de poder.

Democracia YA!!!.