miércoles, 11 de marzo de 2009

191 inocentes

Hoy hace 5 años que un grupo de asesinos decidieron robarle la vida a toda la gente posible en la capital de nuestro reino, y para ello decidieron recurrir a lo sencillo: utilizar servicios públicos donde millones de personas anónimas, inocentes y que solo luchan cada día para llegar a fin de mes (hablamos de los cercanías, no de usuarios de limusinas privadas) confluyen en su camino hacia el trabajo o el hogar para colocar explosivos.

En este atentado no solo perdimos 191 vidas y nos marcaron a otras 1858 conocidos, amigos o familiares, nos robaron parte de la libertad que teníamos gracias a la democracia. Nos robaron la tranquilidad de subir a un tren, nos mancharon del odio que a ellos les hace querer imponer sus ideas sobre la libertad del resto.

¿La guerra de Irak? dudo que fuera este el motivo, máxime cuando ahora gracias a esa guerra los terroristas pasean tranquilamente por ese país. Además, hace poco volvieron a amenazarnos con atentados.

Está claro que como todo grupo terrorista se dedican a pedir y a amenazar. Y cuando consiguen algo de sus peticiones, cogen fuerza para aumentar sus exigencias, y así hasta terminar con cualquier ápice de libertad en el vecino.

Sin duda el 11 de marzo es una fecha que quedará marcada en la memoria de todos los españoles el resto de la historia.

El grupo La Oreja de Van Gogh ha compuesto una canción en honor a estas 191 personas que perdieron la vida por el egoísmo y el odio sin sentido de los terroristas (hágase extensiva tanto a las víctimas de ETA como de cualquier otra agrupación terrorista).

BASTA YA!!!