viernes, 6 de marzo de 2009

Distribución geográfica de recursos policiales

Siempre que veo pasar un vehículo de la policía nacional, me siento realmente más seguro. Se que en el caso de tener algún problema, ellos acudirían con diligencia a socorrerme, jugándose en su ejercicio profesional incluso la vida (cosa por la cual siempre les estaré agradecido aunque no llegue a necesitar de sus servicios. Y exactamente igual con bomberos, guardia civil, policía local y sanitarios).

Pero en algunas ocasiones he podido comprobar la cantidad de comisarías de Policia Nacional que hay en otras provincias como Sevilla (7 en la provincia + las varias de la capital), Málaga (7 en la provincia + las varias de la capital), Cadiz (7 en la provincia + las varias de la capital y las de Jerez ) e incluso Jaén (3 + la capital), y como en Córdoba solo tenemos 1 en Lucena (la cual presta servicio también en Cabra) y las 2 comisarías que tenemos en la capital.

En un principio pensé en cuestiones demográficas, pero tras verificar en la web oficial del Cuerpo de la Policía Nacional (www.policia.es) que ciudades como San Juan de Aznalfarache (20.249 habitantes), Coria del Río (27.528 habitantes), Baza (23.287 habitantes), Astorga (12.039 habitantes) o Béjar (15.110 habitantes) descarté por completo esta posibilidad, puesto que ciudades como Puente Genil, Montilla o Palma del Río y Baena carecen de la presencia de este cuerpo de seguridad y superan con creces a varias de los municipios antes enumerados.

Por distribución geográfica se puede pensar, pero luego ves que en Córdoba se deja sin cubrir toda la zona norte de la provincia con una ciudad como Pozoblanco que supera los 16.000 habitantes y cuyas comunicaciones con la capital no son muy buenas que digamos (lo cual dificulta las labores de renovación y expedición de DNI y Pasaportes). Además, en zonas como Sevilla se puede contemplar una concentración de comisarias en localidades del área metropolitana (las cuales disponen de varias comisarias en la capital y con una movilidad muy elevada).

Las cuestiones de turismo o fronteras las eliminé automáticamente al analizar la demanda turística o las labores fronterizas que pueden surgir en Linares y Úbeda, o Morón de la Frontera y Écija.

En definitiva, que resulta triste para la provincia de Córdoba que no puedan contar con más dotación personal y material que le permita ofrecer una mayor implantación en la provincia, con presencia en localidades medianas como Puente Genil, Palma del Río o Pozoblanco.
No solo por la labor de seguridad que prestan (hoy prestada por la Guardia Civil con tanta eficacia como sus compañeros de la policía nacional) sino por el incremento de agentes en dichas ciudades (ya que el cuartel de la Guardia Civil no se cerraría en ningún caso, sino que estos centrarían su labor en las zonas rurales y en tráfico, dejando el casco urbano para la policía Nacional).
Además, la posibilidad de renovar el DNI en su propia comarca en cualquier momento sin tener que estár pendiente del día en que acuda la unidad de DNI movil o de tener que desplazarse a la capital.

Hay que ir hacia un mejor servicio, una descentralización de recursos y permitir que municipios más pequeños disfruten de la presencia de estos funcionarios, que con sus impuestos están pagando.