sábado, 14 de marzo de 2009

Un buen mes para el medioambiente

Gracias a las lluvias y vientos de este pasado mes de febrero, nuestro medioambiente ha mejorado en varias facetas:

- las lluvias caídas permitirán a las plantas una buena polinización (que suerte, y yo con alergia) así como un crecimiento más notable (en los anillos de los árboles se conocen épocas de sequía o de lluvias por el tamaño de los mismos), lo que redunda en toda la flora y fauna.

- Las mismas lluvias han permitido llenar muchos embalses que presentaban un panorama desolador. Y para ello solo hay que remitirse a las gráficas del estado de las reservas hídricas.
Por ejemplo, la situación de los embalses de Córdoba.

Y esta disponibilidad de agua ha permitido a las centrales hidroeléctricas turbinar agua logrando un incremento de la producción del 209% respecto al mismo mes del año pasado.

- Y el viento que ha acompañado a este mes de lluvias también a permitido que la energía eólica refuerce su posición como principal tecnología renovable en aportación energética. Dicha producción ha sido un 56,5% mayor que la llevada a cabo en el mismo mes de 2008.

Gracias a esta situación meteorológica, el mes de febrero la logrado una cifra de emisiones de CO2 por kWh generado bastante bajo, situándose en 0,220 gCO2/kWh. Uno de los valores más bajos de los últimos años.



Aún así, además de seguir incrementando la potencia instalada de tecnologías de generación renovables, hay que trabajar muchísimo en eficiencia energética. Debemos darnos cuenta, y obrar en consecuencia, que para realizar las actividades que llevamos a cabo no es necesario consumir o devorar tanta energía como se hace ahora.

Por cierto, si queréis conocer mejor la situación de las energías renovables en este pasado 2008, os sugiero un repaso al anuario 2008 de la revista Energías Renovables. El mejor resumen de la situación de las energías más limpias.