domingo, 1 de marzo de 2009

Legales entre ilegales

Me hago eco de un caso que estamos sufriendo en Córdoba.

Resulta que una asociación de protección de los animales llamada El Arca de Noé está sufriendo el acoso del ayuntamiento en base a unas quejas o denuncias presentadas por los residentes en la parcelación donde tiene su sede esta organización protectora.

Hasta aquí puede parecer normal, si tienes por vecino a una perrera, pues como que tendrás quejas relativas a ruidos, olores y demás.

Pero lo llamativo del caso es que, en base a la legislación urbanística y al Plan de Ordenación Urbana de Córdoba, esta "perrera" se ubica en un suelo NO URBANIZABLE, tal y como se exige a este tipo de recintos precisamente para evitar molestias a los vecinos.
Aunque claro, como la Ciudad del Urbanismo sin Ley, donde hasta la policía urbanística tiene viviendas ilegales, los parcelistas que han edificado sus viviendas (de todo menos modestas) tienen todos los derechos del mundo, pues han conseguido que el Ayuntamiento cierre este refugio animal, el cual posee todos los permisos sanitarios correspondientes (vamos, tiene los permisos que a nuestro Zoológico le faltan, o le faltaron para alojar animales).

Resumiendo, es de vergüenza que un ayuntamiento clausure unas instalaciones LEGALMENTE ubicadas en un terreno en base a las quejas de aquellos que se han instalado ILEGALMENTE en dicha zona.
Nuestro ayuntamiento, una vez más, se aleja de la ciudadanía y se acerca a sus amiguetes parcelistas.
¿Cuándo terminará todo esto?