viernes, 26 de junio de 2009

Balance energético español

Con el tema del cierre de la Central Nuclear de Santa María de Garoña (Burgos) son muchos los intereses que están luchando por mantenerse en lo alto.
No en vano, dicha central nuclear genera una cantidad de puestos de trabajo importante para la zona, al igual que en caso de un accidente, serían los primeros en sufrir las consecuencias.

Ese debate es muy amplio y podría no terminar jamás.

Mi posicionamiento en este caso es muy claro: Nucleares no, Renovables si.

Ahora si, hay que ser realista y no extremista, por lo que, ante todo hay que tener en cuenta la demanda actual de energía eléctrica y el crecimiento a corto, medio y largo plazo, para planificar ese crecimiento y no hacernos perder competitividad por un déficit energético.
Por ello, lo primero es no planificar nuevas centrales nucleares y en segundo lugar ir preparando las alternativas a las que están en funcionamiento. Pero alternativas tanto a nivel eléctrico como a nivel laboral para las personas que viven gracias a esas centrales eléctricas.

En este artículo no voy a tratar las alternativas posibles. Como ya he dicho, yo estoy convencido de la posibilidad que tanto la solar (FV y termosolar) como el resto de renovables tienen de cubrir la demanda energética.

Lo que me gustaría aclarar es el famoso mito de que España compra electricidad a Francia porque no generamos la suficiente.
Ante todo, ESPAÑA ES ELÉCTRICAMENTE INDEPENDIENTE.

Esto significa que con nuestras centrales podemos alimentarnos sin depender de Francia, lo que sucede es que, por la peculiaridad del sistema eléctrico (la energía que se genera debe ser igual a la que se consuma, ni más ni menos, no podemos almacenar electricidad), hay momentos en los que nuestra demanda de energía se incrementa por encima de la capacidad momentánea de generación y nos vemos obligados a comprar, al igual que hay momentos en los que generamos más de los que consumimos y tenemos que venderla (o desconectar las centrales, lo cual no siempre es posible).
Lo importante al final es el balance de energía comprada y vendida.
Según los datos del informe de Red Eléctrica Española, nuestro país tuvo un balance exportador de energía, es decir, durante 2008, exportamos 11.221 GWh, siendo nuestro principal cliente Portugal.

Y durante los últimos 5 años, hemos mantenido este balance exportador.

España tiene bastante potencia hidráulica instalada, pero al ser un país seco, dependemos mucho de las sequías para tener más o menos exceso de energía.
La apuesta por la eólica nos está permitiendo tener picos de generación que superan con creces nuestras posibilidades de consumo, lo que permite que vendamos electricidad a nuestros vecinos. Si bien hay ocasiones en las cuales una deficiente red de interconexión con Francia, nos ha obligado a desconectar parques eólicos al no poder regular apenas la producción en las centrales nucleares.

Os dejo un par de imágenes donde podréis comprobar por vosotros mismos que realmente, el balance eléctrico de España es negativo (es decir, vendemos más de la que compramos) y que las energías renovables están aportando más energías que la nuclear y que la térmica de carbón y petróleo.

Si bien la situación económica y laboral es complicada como para cerrar Garoña y mandar a la calle a todas las personas que viven de la central nuclear, creo que un plazo de 2 a 5 años para que los gobiernos vayan preparando las alternativas laborales y de producción eléctrica a dicha instalación, sería la solución más apropiada.
El sistema eléctrico puede prescindir de Garoña, dejaremos de producir unos residuos para los cuales no tenemos ninguna solución (para mi enterrar los residuos y olvidarnos que está no creo que sea la mejor solución) y, al igual que depender del petroleo es depender de otros países, depender de la nuclear es depender de quien tenga uranio y fábricas de combustible, lo que al final es el mismo problema.

Además, España está exportando tecnología en materia de energías renovables, mientras que todo sistema de producción nuclear depende de empresas extranjeras que tienen la tecnología de generación nuclear.
¿realmente nos interesa depender de fuera cuando en España tenemos la tecnología, la materia prima (el Sol y el viento) y las empresas más importantes del sector?
Yo creo que no, y que por ello debemos apostar por las renovables, no solo por cuestiones medioambientales (que son muy importantes) sino también por cuestiones económicas.


Fuente: Informe del Sistema Eléctrico Nacional 2008. Red Eléctrica Española.