lunes, 22 de junio de 2009

El empobrecimiento de Córdoba

Decía un anuncio de detergente que "el algodón no engaña" y yo le añado "las cifras tampoco".

Entre las cifras que el INE (Instituto Nacional de Estadística) (pongo en negrita el término nacional porque supongo que pronto seguirá los pasos de nuestro Instituto Nacional de Meteorología, el cual ahora ha pasado a llamarse agencia estatal de meteorología. Claro, como estamos en una situación económica tan boyante, nos gastamos el dineral que cuesta un cambio de imagen corporativa simplemente para eliminar el rango nacional del título y dejárselo a los nacionalistas de las regiones noreñas), retomando el hilo, que entre las distintas estadísticas disponibles en la web de este organismo nacional encontramos referencia a los datos de PIB.

En el instituto nos enseñaban que el PIB o Producto Interior Bruto indica la riqueza de una provincia, comunidad o país.
Los factores que aportan crecimiento al PIB son:
- Cambio estructural
-
Apertura externa e interna
-
Aumento de la capacidad económica

Y los que restan crecimiento al PIB son:

- Inflación
- Déficit exterior
- Paro
- Déficit público


En el caso de Córdoba apenas hemos logrado un cambio estructural, ya que la mayoría de nuestra economía se basa en la agricultura, y el sector industrial va perdiendo cuota así como capacidad de creación de empleo y riqueza.
No somos capaces de vender nuestros productos bajo nombre cordobés. Aunque seamos una provincia principalmente exportadora, lo que sacamos al exterior es a granel y dejando muy poco valor añadido en nuestra provincia.
El déficit exterior en Córdoba no ha sido problemático ya que nuestra balanza de exportaciones es positiva, vendemos más de lo que compramos, pero sin perder de vista que al vender el producto mayoritariamente sin tratar (aceite, vino, cítricos, ... a granel) perdemos gran parte del valor añadido que nos daría un empuje al PIB.
En cuanto a paro, que os voy a contar. Tenemos la 2ª tasa de paro más alto de todo el país. Eso es una losa que nadie ha logrado levantar.
Y claro, al haber pocas empresas, los ayuntamientos consiguen poco dinero en impuestos y no pueden actuar de dinamizadores económicos reinvirtiendo esos impuestos en generar más riqueza.

Todo esto ya nos lo sabemos, pero lo que resulta sangrante y doloroso es ver que la famosa 1ª modernización y la 2ª por aquí no debe haber pasado, ya que todas las provincias han crecido más que nosotros.
Como dato de referencia voy a utilizar el PIB per cápita, ya que no es lo mismo comparar una provincia pequeña y poco poblada con otra mucho mayor en extensión y población.




Esta es la gráfica de la "riqueza" de cada persona en nuestra provincia. Obviamente es el valor medio, por lo que habrá gente por encima y por debajo de esta cifra.
El caso es que nuestra media se encuentra de las últimas de Andalucía, solo siendo capaces de superar a Jaén (y eso ahora, porque en 2003 éramos los últimos de la comunidad).
Una vez que se actualicen los datos al 2009, cuando en Jaén tienen funcionando su Parque Tecnológico, cuando Linares tiene su fábrica de Santana fabricando los tranvías y metros de Andalucía y parte de España, y con su famoso plan Activa Jaén, que les ha dejado bastantes inversiones en infraestructuras, seguramente volvamos a hundirnos en la zona baja de la tabla.

Lo que resulta llamativo es que con el enorme potencial que tenemos en el sector agrícola y ganadero (gracias a la gran extensión de la provincia), en el sector turístico (ni que decir que nuestro patrimonio natural e histórico bien debería ser mejor explotado), a nivel de recursos naturales (somos la provincia con más capacidad de almacenamiento de agua y con los embalses más grandes de Andalucía) y a nivel logístico (gracias al cruce de caminos donde nos encontramos), Córdoba sea la cola de Andalucía, y por lo tanto de España a nivel económico.

No sabemos vender nuestros productos con marca propia (vino y aceite principalmente vendido a granel). Damos salida a gran parte de la producción de manera que se embotelle fuera de la provincia y se venda como Vino italiano o Aceite catalán.
Si al menos lográramos embotellar en la provincia esos productos, ya incrementaríamos el valor añadido en Córdoba, lo que implicaría más puestos de trabajo en el sector industrial, y más sueldos pagados. Más economía en definitiva.

Otra conclusión interesante que podemos obtener de la siguiente tabla sería como han gestionado los políticos la provincia.


En el 1995, las diferencias entre unas provincias y otras eran pequeñas (799€ entre la más baja y la más alta de estas 7 provincias), ahora, 11 años después, estas son mucho mayores y con el resultado de que Córdoba no solo sigue siendo la última, sino que ha sido dejada atrás. (3350€ respecto a la primera).
Esto nos debería hacer plantearnos varias cosas:
- están nuestros políticos luchando por los intereses de la provincia.
- están los gobiernos locales trabajando en el desarrollo económico como lo están haciendo en otros puntos del país.
- se merecen más oportunidades (en algunos casos vamos ya por más de 3 legislaturas con las mismas caras).

Creo que todos coincidís conmigo en la necesidad de cambiar el rumbo de Córdoba, cambiar la forma de trabajar de nuestros representantes para buscar más inversiones generadoras de empleo y riqueza.
Menos arreglar farolas y más traer fábricas, turistas y empresas. Y para ello necesitamos que el Palacio de Congresos, el recinto ferial, el parque logístico, el aeropuerto, el Centro de Mercancías de El Corte Inglés, los museos, la autovía Granada - Badajoz, ... sean una realidad INMEDIATA. No próxima, no, inmediata.

Y tanto en la diputación como en los ayuntamientos siguen los mismos que han conseguido con su trabajo (o la ausencia de él) que Córdoba crezca menos que nadie. De hecho, España ha crecido mucho más que nosotros, por lo que ahora somos más pobres que antes.
Según las cifras del INE, Córdoba ha pasado de 8.187€ de PIB per cápita (72,1% respecto a la media nacional) a 15.204€ (68,2 % respecto a la media). Somos un 3,9% más pobres que hace 11 años.
Esperemos que esta tendencia sea frenada pronto, o la provincia terminará por quedar vacía.

11 comentarios:

la función exponencial dijo...

Veo que es usted un firme defensor de la creencia en la Tierra Plana, donde no existen límites físicos que impidan el ilimitado crecimiento de las economías y de eso que ustedes llaman riquezas. El único motivo de la crisis en que nos encontramos es precisamente esa creencia neoliberal en un mundo infinito y su incapacidad demostrada para comprender la función exponencial.

De verdad que soy incapaz de entender como alguien con su formación es capaz de afirmar que el cordobés en los últimos 11 años se ha empobrecido cuando su renta media casi se ha duplicado, o hago un complicado ejercicio de abstracción sensorial o diría que usted está vendiendo biblias en Nepal. Soy incapaz de entender como puede afirmar eso sin siquiera plantearse qué es lo que permite ese "empobrecimiento" que usted denuncia, sobre qué recursos se sustenta y qué consecuencias directas e indirectas tiene.

Ya me había revuelto usted la bilis con algún articulo que le había leído, pero en este sobrepasa la demagogia para situarse de lleno en el plano del sensacionalismo barato.

En fin, siga usted hablando de empobrecimiento sin llegar a entender lo que esa palabra significa, y sin considerar o plantearse las causas reales que la motivan, siga defendiendo ese alocado modelo de crecimiento de las economías basado únicamente en producción y acumulación de riquezas, y después siga rasgándose las vestiduras por las nefastas consecuencias de lo que usted ve como una mala gestión local.

Suerte en el camino.

solognu dijo...

Estoy de acuerdo con el comentario de "la función exponencial".

Lo de agencias estatales por institutos no es un cambio "a lo tonto" ni por quitar la palabra nacional (juas). Las agencias dan mayor competencia, y se espera, da mayor eficacia.

Joselillo dijo...

Vaya, si no le gusta mi blog... ¿porqué lo lee?

En cuanto a la afirmación del empobrecimiento de Córdoba, no se yo quien es el defensor de la creencia de la tierra plana en este caso.

Córdoba, en 1995 se encontraba con 8.187€ por habitante al 72,1% de la media nacional.
10 años después subió 14.048€ y el 67.1% de la media nacional.
Mientras tanto, Almería en 1995 se encontraba con 9.476€ por habitante al 83,5% de la media nacional y 10 años después subió 19.468€ y el 93.0% de la media nacional.
Usted me llama demagogo y sensacionalista, pero mientras Almería ha logrado acercarse a la media nacional, Córdoba ha perdido 5 puntos respecto a esta media. Es decir HEMOS CRECIDO UN 5% MENOS QUE LOS DEMÁS.
Y yo soy el demagogo...

Lo dicho, si mis artículos le resultan tan complicados de digerir, le sugiero una visita a la web de El País o Público, que sin duda irá más en consonancia a sus gustos literarios.

Lo bueno de internet y de la democracia es que uno no entra en páginas que no quiera.

Suerte en su camino.

Joselillo dijo...

Solgnu, el cambio de Agencia por Instituto acarrea mayores competencias???

Vaya, pues esa afirmación me gustaría verla acompañada de pruebas.
Más que nada porque algunos amigos de dicha agencia me han afirmado que el cambio de nombre se debe a la política territorial del actual presidente del gobierno y no por cuestiones de incremento de competencias de dicho órgano.

El tiempo nos dirá si realmente ha sido un simple cambio o es el paso previo al desmembramiento de este centro de investigación meteorológica.

Un saludo.

Paco dijo...

Eha, un seudoprogre que se cree con la verdad absoluta y sigue los pasos de sus líderes espirituales al llamar a todo aquel que muestra datos objetivos de su nefasta gestión política como DEMAGOGO.
Según la RAE, demagogia es:
«degeneración de la democracia, consistente en que los políticos, mediante concesiones y halagos a los sentimientos elementales de los ciudadanos, tratan de conseguir o mantener el poder»
Y si alguien en Andalucía no duda en engañar a los abuelos diciendo que la llegada del PP implicaría la pérdida de su pensión, o que volveríamos a la época de la dictadura franquista son esos buenísimos gestores a sus ciegos ojos, de PSOE e IU.

Joselillo, gracias por el artículo y sigue así, que esos comentarios demuestran que les escuece la verdad y la publicación de datos. Si esto fuera Venezuela o Cuba ya te habrían detenido, seguro.

la función exponencial dijo...

Desde luego que no sigo su blog, pero tengo una extraña perversión que es la de aguantar el vocerío infantil de los comentarios del Córdoba, como al que le gusta empacharse de los debates sobre el estado de la Nación, y entre esas opiniones formadas, coherentes y respetuosas figura muchas veces la suya con el adecuado link publicitario (ojo, no le critico por ello).

Por partes, no me han respondido a ninguno de los planteamientos que les he hecho (incluyo a Paco), en mi posición se encuentra la de alguien que cree que la creencia en la tierra plana como benefactora de bienes y recursos es la causa de todos los males que nos aquejan, o lo que es lo mismo, el ansia devoradora, esa manía irresponsable que tienen los defensores del crecimiento ilimitado como medicina para arreglar el mundo no sólo no arregla, si no que motiva y pone con el agua al cuello a un sistema diseñado para crecer y crecer exponencialmente como única vía para autoperpetuarse. Es por eso que les planteo que su razonamiento es nefasto, hablan de crecer y crecer, sólo en números por cierto, la acumulación de riquezas no puede ser usado como indicador del desarrollo de un país, pero bueno, ese es otro tema, y que si pretenden crecer y crecer hasta el infinito sin tener en cuenta los límites naturales del territorio que los sustenta, no tienen derecho a reclamar cabezas por tamaña irresponsabilidad.

Se están viendo ustedes contra los límites del sistema, impuesto por un medio natural sobreexplotado por la misma maquinaria que defienden. Ahora, partiendo de esa base, intenten responderse de nuevo las preguntas que se hacen sobre el desarrollo de Córdoba (en el caso cercano que nos ocupa).

Ahora centrándome un poco más en lo que me ha respondido, o yo soy imbécil perdido y no entendí bien los conceptos bueno-malo, rico-pobre, ni las más elementales leyes matemáticas en la escuela, o usted manipula los datos y la semántica a conveniencia, que efectivamente le convertirían en un demagogo. Se repite usted, habla de que la renta per cápita de la provincia ha crecido hasta casi duplicarse en estos 11 años, de hecho usted afirma que "HEMOS CRECIDO UN 5% MENOS QUE LOS DEMÁS", y acto seguido vuelve a repetir que nos hemos empobrecido. Y después insinúa que yo soy el demagogo. Vamos a ver, el hecho de que Luxemburgo crezca un 3% menos que Holanda no quiere decir que se empobrezca, crecerá menos, pero desde luego no existe una "realidad económica" como para afirmar que Luxemburgo se empobrece, ese juego se conoce como mentira, o manipulación informativa como gusta decir ahora.

Ni el País ni Público son capaces de calmar mis ánimos ante la manipulación ideológica, es lo que tienen las visiones políticas, que lo contaminan todo, además de que no suministran tan buenas dosis narcotizantes en forma de comentarios como los de Diario Córdoba y afines.

la función exponencial dijo...

Parte 2

A Paco, efectivamente, soy un rojo seudoprogre, masón y que encima me como niños para desayunar, repito las consignas que mis líderes espirituales me recitan todos los domingos al pie de mi cama y soy incapaz de comprender las más elementales teorías económicas sobre gestión del medio, porque soy incapaz de afrontar la realidad de que el paro llegará al 30% de la población activa en 2010, y así, mirando para otro lado, sin capacidad para entender los mecanismos del sistema, puedo hacer purga expiatoria y no sentirme culpable por la lacra del hambre que se cebará con cerca de 15 millones de personas en España de aquí a unos años.

Mira Paco, sé de lo que hablo, y afortunadamente lo hago sin el prisma político de nadie, tan sólo el de mis conocimientos por deformación profesional, y esa es otra, la de las tendencias a postular ideologías en buenos y malos otro de los grandes males que ponen a los ciudadanos en la situación donde están hoy día. Si quieres llamarme algo llámame anti-sistema, porque creo que es esa la diana donde deberíais apuntar vuestros dardos, y daros cuenta de una puta vez que el desarrollo económico, el PIB, la renta per-capita, el Estado del Bienestar y demás parafernalia económica creada por el sistema neoliberal para narcotizar a mentes enfermas con el progreso es la causante de una crisis de carácter sistémico, incapaz de hacer frente a la demanda de recursos y consumo que el propio sistema exige para seguir en funcionamiento.

Lo dicho, sigan dando opinión que es lo que le hace falta al mundo, ya lo dijo el mismo dios, creced y multiplicaos, claro que luego llegó Malthus y dijo no sé qué cosa sobre la capacidad de acogida de los sistemas, ¡¡un hereje!!

Por último, ya les prometo que dejo de dar el coñazo, les recomiendo el visionado de este vídeo didáctico que explica todo esto de la función exponencial.

Aritmética, Población y Energía

discrepando dijo...

Si se hace un blog abierto al público estás expuesto a que te salga gente que no esté de acuerdo con lo que transmites, o que bien tiene otra interpretación de datos o no ve el mal de la misma manera.
Aquí a nadie le escuece nada tan solo tratamos de compartir información y de "discutir" que no "pelear" sobre ciertos temas, y si alguien comenta en un blog no creo que sea porque no le guste, o sea que, aquí todo el mundo se está respetando, tan solo se discrepa.

Que los datos que muestras son datos eso no se discute, que las interpretaciones que hagas sean desde una visión bastante simple y fácil pues sí. Creo que "la función exponencial" ha dado una interpretación digna de tenerla en consideración, sin que llegue quizás a convencer a nadie, al igual que lo que tú comentas en tu blog también lo es. Simplemente se habla de ir a los orígenes y los por qués y ahí cada uno tiene sus fuentes.
Yo miro a mi alrededor y veo familias con un coche por persona, con ordenadores, portatiles, móviles que cambian en menos de un año, neveras llena, basura llena de comida que no se quiere, gente que va al gimnasio en coche, armarios llenos de ropa...que no hemos crecido? que hay pobreza? hombre quizás lo que dice función tenga algo de sentido en todo esto, yo desde luego no voy a dar las claves de razonamiento para entender algo de lo que está pasando en el mundo. Y ojo, que no te estoy diciendo que a Córdoba no le haga falta un cambio, pero eso de ""Menos arreglar farolas y más traer fábricas, turistas y empresas. Y para ello necesitamos que el Palacio de Congresos, el recinto ferial, el parque logístico, el aeropuerto, el Centro de Mercancías de El Corte Inglés, los museos, la autovía Granada - Badajoz, ... sean una realidad INMEDIATA. "" ahí no puedo darte la razón en la vida, y si no vete a ver otras ciudades y otros países donde la ciudad es de los ciudadanos y no hecha para los que vengan de fuera.

Joselillo dijo...

Sr. Función Exponencial:

Sigo manteniendo mi pensamiento de que, si no le gustan los artículos que escribo y piensa que son como para "revolver la bilis", no entiendo como sigue leyéndolos, por mucho que me guste dejar mi opinión en el Diario Córdoba.

En cuanto al crecimiento ilimitado, estoy seguro de que ello no es sostenible, y de hecho podría leer varios artículos en este blog sobre mi apoyo incondicional a las energías renovables y la necesidad de modificar el modelo de transporte en Córdoba. (espero que haya firmado a favor de la Red de Cercanías de Córdoba), pero mi queja en este artículo iba dirigida a como otras provincias han logrado aprovechar los recursos naturales, culturales, y turísticos para lograr una aproximación a la media nacional en cuanto a PIB per cápita.
Cosa en la cual nosotros hemos retrocedido.
Tal vez la palabra empobrecimiento sea muy fuerte, pero creo que en esta vida todo es relativo, y en relación al nivel existente en 1995, Córdoba ha caido en su PIB.
Otra cosa es que usted, denominándose Antisistema, no crea en los factores de medida utilizados a nivel económico (coincido con usted en que los valores medios en la provincia no son completamente orientativos de la realidad económica y social de nuestra provincia).
Pero tenga en cuenta que, de querer conocer la auténtica realidad en Córdoba, debería manejar tal cantidad de datos que sería imposible sacar un artículo para un blog.

Yo tengo la creencia que una ciudad o lucha por crecer o está abocada al hundimiento.
En esa línea, hago comentarios y propuestas sobre posibles puntos de mejora en nuestra ciudad y provincia (opiniones son, y al menos ofrezco ideas para solucionar problemas. Mucha gente de esta ciudad simplemente pasa del tema y punto).
Creo que la creación de polígonos industriales como El Álamo y La Rinconada tendrían un efecto laboral y social mucho mayor que el impacto ambiental (no olvidemos que cualquier actividad del hombre tiene un impacto en el medioambiente). Y cuando me quejo de como han llevado a cabo estos proyectos tanto el ayuntamiento como la Junta es porque veo como en otros municipios han tardado meses en poner en marcha estos proyectos cuando aquí tardamos años.
Y si usted lee los comentarios que dejan los lectores en el Diario Córdoba y otros medios de comunicación, podrá ver que es un sentir mucho más generalizado.

En definitiva, cuando en Córdoba se alcanzar los niveles de paro existentes, las ciudades de alrededor mejoran a mayor ritmo que la nuestra cuando encima sus recursos son menores que los nuestros algo estarán haciendo mal nuestros políticos y peor los ciudadanos que seguimos votando a los mismos, ¿no?
Ahora mismo soy un parado más en esta ciudad, situación que no le deseo, por lo que mi visión de la gestión política para nada es positiva. Pero no se preocupe, que en cuanto logre trabajo veré el mundo de otro color.

Si quiere consultar los datos en los cuales me he basado para sacar las gráficas, las tiene a su disposición en la web del INE, en el apartado de economía (PIB). En ningún momento me he inventado datos de nada.

Un saludo.

Joselillo dijo...

Para Discrepando:

En el momento y hora que escribo un artículo tengo claro que habrá gente que coincida conmigo y gente que no. Si tuviera la certeza de que mis palabras serán secundadas por todos los internautas, creo que ahora mismo sería alcalde o algo así.

Lo que a mi me llama la atención es que alguien entre a decirme que mis artículos le "revuelven la bilis", simplemente porque si algo no te gusta a ese nivel no entiendo que vuelva a repetirse.
Pero ya te digo, que me gusta que la gente me de su opinión, independientemente de que sea a favor o en contra.

Yo también he visto un incremento en el ritmo de vida de la gente que me rodea, pero también he visto el hundimiento de personas que tenían pocos recursos.
Tal vez el PIB per Cápita sea un factor económico cada vez menos orientativo en una sociedad donde los ricos son cada vez más ricos y los pobres más pobres.
Pero bueno, eso es algo que intentaré tratar en un artículo futuro.

Como he escrito en comentario anterior, está claro que el avance del PIB provincial es algo positivo, pero esto es como una clase de un colegio donde nos planteamos si Fulanito es buen estudiante al pasar de un 5 a un 6.
A primera vista es digno de dicho adjetivo, pero si tenemos en cuenta que el resto de compañeros han pasado del 5 al 7, entonces la cosa no está tan clara.

Tal vez sea la educación de aspirar al 10 que me han inculcado mis padres, por lo que yo aspiro a que mi ciudad y provincia no se queden en duplicar el PIB sino en aspirar a la convergencia con la media española (dejemos la media europea como algo para el futuro).

Y si en algo apoyo mis sugerencias para el modelo productivo cordobés es siempre encaminado hacia las energías renovables, la investigación y desarrollo, la movilidad, ...
También soy consciente de la limitación de los recursos económicos (primer tema de la asignatura de Organización Empresarial de Industriales) por ello me parece más útil invertir en crear un polígono industrial donde emprendedores, autónomos y empresarios puedan levantar sus negocios y crear puestos de trabajo para los miles de parados que hay en la ciudad, antes que cambiar el diseño de las farolas de una calle.
Mi opinión sobre las prioridades es generar empleo hasta permitir a los ciudadanos tener un puesto estable (lo cual les permitirá mejorar su calidad de vida) y luego mejoremos aspectos cotidianos como el diseño de las farolas. (que conste que no hablo de cambio de farolas a sistemas de ahorro energético, sino de diseño estético).

En fin, daros a todos las gracias por visitar mi blog y hacer que mes a mes las cifras de visitas vayan creciendo.

Un saludo y recordad que estoy abierto a todo tipo de temas de debate.

Joselillo dijo...

Por cierto, Función, ya que eres defensor de la sostenibilidad:
¿qué opinas respecto la política de movilidad del ayuntamiento?
¿qué opinas respecto al retraso en el proceso de peatonalización del centro?

Y en cuanto al cierre de Garoña y la limitación del número de instalaciones solares y eólicas por parte del ministerio de Industria, ¿cual es tu posición?

Espero tus comentarios.

Un saludo.