lunes, 15 de junio de 2009

Nueva exposición en Córdoba

Inaugurada la exposición "Los marqueses de Viana. Nobleza y corte en la monarquía alfonsina"

El Archivo Histórico de Viana, en la capital cordobesa, se prevé que abra al público a principios de noviembre con más de 350.000 documentos inéditos, 22 títulos nobiliarios de toda España, 44 señorías y unas 1.300 fotografías fechados entre los siglos XII y XX.

El director del Archivo de Viana y comisario de la exposición "Los marqueses de Viana. Nobleza y corte en la monarquía alfonsina", Juan José Primo Jurado, ha informado hoy en declaraciones a los periodistas de que este archivo, "que tiene dimensión nacional", se "abrirá por fin a la investigación".

Primo Jurado ha añadido que los investigadores podrán consultar en una sala del Palacio los documentos de forma digitalizada del patrimonio cultural que se conserva del reinado de Alfonso XII y Alfonso XIII en relación a los Marqueses de Viana.

Sobre la muestra, que se ha inaugurado hoy en la ciudad y que permanecerá abierta hasta el 5 de julio, su comisario ha explicado que trata de dar a conocer a José Saavedra "Marqués de Viana", "personaje fundamental en la historia de España y en concreto en el reinado de Alfonso XIII" así como sus antecedentes.

Primo Jurado ha destacado además que esta exposición "busca atraer la curiosidad del espectador y la atención del investigador" ya que refleja, a través de imágenes inéditas, "una España que vivía cronológicamente en el siglo XX pero que parecía decimonónica".

Por su parte, el director de la Fundación CajaSur, José Rafael Rich, ha indicado que la exposición, que viajará en octubre a Jaén para posteriormente instalarse de forma permanente en una nueva sala del Palacio de Viana de Córdoba, exhibe documentos escritos y gráficos inéditos así como objetos personales y obras de arte "hasta ahora prácticamente desconocidos".

Rich ha señalado asimismo que esta exposición es "una espléndida tarjeta de visita" a una época histórica y unos personajes que "siguen despertando el interés de los investigadores y del gran público".


“El Archivo Histórico de Viana será una fuente de investigación a nivel nacional”

Juan José Primo Jurado es doctor en Historia, licenciado en Filosofía y Letras y diplomado en Magisterio. Además es director del Archivo Histórico de Viana, en el que ha trabajado para catalogar sus fondos documentales. Actualmente ejerce de comisario de la exposición Los marqueses de Viana: nobleza y corte en la monarquía alfonsina, que se exhibe en la Sala de Exposiciones Museísticas de Cajasur hasta el 5 de julio con el objetivo de dar a conocer la historia de este marquesado y, principalmente, la relación de amistad entre el segundo marqués, José Saavedra, y el Rey Alfonso XIII.

–¿Qué relación tuvo José Saavedra con Córdoba?
–Era nieto del duque de Rivas, que era cordobés, pero él vivía en Madrid. Su gran vinculación con Córdoba, además de sus raíces familiares, es su palacio, el Palacio de Viana, al que cuida con esmero y al que trae grandes colecciones de arte con la idea de convertirlo en un museo. Además, en el Palacio de Viana él conserva su archivo documental. Su otra gran vinculación es la finca de Moratalla, localizada en el término de Hornachuelos, a la que embellece notablemente y lleva a la Familia Real a jugar al polo y celebrar cacerías en 14 ocasiones. Además, era olivarero y tenía importantes propiedades en la provincia.

–¿Qué significó para la sociedad cordobesa la figura del segundo marqués de Viana?
–Era muy conocido en Córdoba porque fue enriqueciendo su palacio con grandes colecciones de arte. Tiene mucho contacto con Romero de Torres, con Antonio Jaén Morente y con distintos intelectuales de la ciudad para que le ayuden a transformar ese palacio en un museo. Además, junto a José Cruz-Conde era el nexo que tenía Córdoba con el poder y así se manifiesta en la prensa de la época.

–¿Era normal que un jefe de Palacio mantuviera una relación tan estrecha con el Rey?
–No, el jefe de Palacio era como el jefe de gabinete, el que organizaba las visitas, el protocolo, era su hombre de confianza. Era una amistad casi paterno-filial. El marqués tenía 15 años más que el Rey, lo conoce cuando era menor de edad y nació una corriente de simpatía mutua. El Rey confió mucho en Viana, y Viana, tanto para sus aciertos como para sus errores, siempre procuró lo mejor para la monarquía española.

–¿Esta relación es comparable a alguna de nuestros días?
–En la monarquía actual ha habido personajes como Sabino Fernández Campo, que ejercía gran influencia en el entorno privado del Rey. No es tan extraño que en el entorno del Rey, incluso en una monarquía parlamentaria como la nuestra, haya un grupo de amigos que le aconsejen y orienten.

–¿Era considerado Saavedra una mala influencia para Alfonso XIII?
–Claro, los detractores de tipo republicano del Rey lo consideraban así. Por otra parte, los defensores de la monarquía lo veían como un hombre que lo ayudaba. El segundo marqués de Viana fue muy criticado en prensa y a la vez alabado. Lo acusaban de ser el líder de una camarilla y ser la eminencia gris del régimen monárquico, además de aconsejar mal al Rey.

–¿Por eso su enemistad con Victoria Eugenia?
–La enemistad con la Reina va por otro lado. Ella acusaba a Viana de fomentar las infidelidades matrimoniales de Alfonso XIII y las juergas. Viana siempre fue muy respetuoso con la Reina, de hecho hasta guardaba un retrato de ella pintado por Sorolla, pero la acusaba de haber introducido la hemofilia en la Familia Real española. Incluso hubo un círculo de personas en torno al Rey que llegaron a plantear la posibilidad de anular el matrimonio por este motivo.

–¿De dónde surge la relación de Viana con los artistas?
–Tanto el primer como el segundo marqués tienen raíces cordobesas pero viven el mundo de la corte madrileña, que era liberal, en el sentido de que tenían relación con los intelectuales y la Institución Libre de Enseñanza. En concreto con Sorolla, al que José Saavedra presentó a dos personas fundamentales para su vida artística: Alfonso XIII, que apoyó al pintor, y Samuel Huntington, el presidente de la Hispanic Society of America, que le encarga que decore la sala de la institución en Nueva York.

–¿Se percibe el desarrollo de la política española durante estos años a través de este marquesado?
–Teobaldo Saavedra, el primer marqués, está metido de lleno en la Restauración monárquica. Es concejal en el Ayuntamiento de Madrid, diputado y senador por Córdoba y termina siendo gobernador civil de Madrid, todo dentro del partido conservador. El segundo marqués ya no es político, es más un servidor de monarquía pero tuvo que tener multitud de contactos. Fausto Saavedra, el tercero, es una persona que se adapta muy bien a los tiempos. En un principio sigue a Alfonso XIII pero en la Guerra Civil lucha bajo el mando de Franco. Es un tipo de nobleza que guarda cierta fidelidad al Rey pero que se alinea con el franquismo.

–¿Cómo ha sido el trabajo de investigación y selección de material para la exposición?
–De la monarquía alfonsina se exhiben 56 fotografías, pero hay 300 en el fondo fotográfico del Archivo de Viana. Lo primero fue catalogarla e identificar a los personajes, un trabajo de mucho tiempo. Es una exposición que llevábamos preparando nueve años y que ahora, gracias a Rafael Rich, se ha llevado a cabo.

–¿Qué queda hoy en día de los marqueses de Viana?
–Realmente queda lo que ellos quisieron que quedase. Queda el Palacio de Viana, el archivo que hay en él, queda Moratalla, el Palacio de Viana de Madrid, que es la residencia del ministro de Asuntos de Exteriores. Es un legado artístico, monumental y documental.

–¿En qué reside la importancia del Archivo de Viana?
–Es una joya documental muy bien conservada e inédita porque prácticamente no se han hecho estudios, de modo que será una fuente de investigación a nivel nacional. Hasta el año 2000 siguió siendo propiedad de los marqueses de Viana, que no lo abrieron a la investigación. Esto ha sido malo porque nadie ha tenido acceso, pero también bueno porque no se ha contaminado.