martes, 2 de junio de 2009

La libertad de información, un derecho vulnerable

En ocasiones me cuesta creer que estemos en pleno S.XXI, donde la tecnología de la información ha sido la principal revolución tecnológica y donde se supone que la libertad de expresión es uno de los pilares fundamentales de nuestra sociedad.

Pues aún quedan políticos que no dudan en saltarse ese derecho a la torera y prohibir lo que no puede prohibirse.

Tenemos ejemplos lejanos como Chavez en Venezuela, quien ha cerrado cadenas de televisión, radio o periódicos que no les eran afines. (como si mañana ZP cerrara ABC o La Razón).

Y tenemos ejemplos demasiado cercanos, como en Almodóvar del Río, donde su alcaldesa prohíbe que se graben los plenos PÚBLICOS del ayuntamiento y que, encima, se permite la licencia de expulsar del ayuntamiento al ciudadano que quería grabar el pleno.
Solo espero que, al igual que ella hizo con este compañero bloguero, el Juez o su partido, la expulsen del ayuntamiento y del cargo que ostenta.

Censura a los ciudadanos a esta altura, venga ya!!!!